Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con los valores de carga más altos registrados en la historia, el sector caficultor de Colombia calificó 2021 como uno de los mejores periodos en la última década.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez Vallejo, explicó que este año el valor de la cosecha estará entre $11 billones y $12 billones, lo que se traduce en un aumento de 23% si se compara con el año anterior.

Los resultados darían paso a que el sector aporte 1% del PIB nacional, una participación no observada desde 2002.

Asimismo, el dirigente gremial aseguró que el valor de las exportaciones en 2021 puede llegar a US$3.400 millones, es decir, cerca de 10% del valor total de las ventas externas colombianas. Dicho aporte no se evidenciaba desde 2.000.

Iván Duque, presidente de la República, puntualizó al respecto que este ha sido uno de los mejores años para el rubro cafetero, por lo que no descartó superar la barrera de producción de 15 millones de sacos. A corte de hoy, se espera una producción de entre 13 y 13,5 millones de sacos, según la FNC, mientras que el consumo per cápita es de 2,8 kilogramos.

Cabe recordar que las condiciones climáticas, sequías y heladas en Brasil llevaron al mercado a una condición de escasez, que produjo una merma en la cosecha, lo cual afectó el precio en los mercados internacionales y llevó la cotización en la Bolsa de Nueva York a niveles superiores a los US$2 por libra.

A esto se suma la devaluación del peso y el diferencial de calidad del grano, que se ha mantenido en 50 centavos de dólar, puntos que derivaron en un precio superior a $2,2 millones por carga.

LOS CONTRASTES

  • Roberto VélezGerente de la Federación Nacional de Cafeteros

    “En el segundo semestre hubo mejores precios y seremos 15% del PIB agrícola. Colombia tiene un parque cafetero para producir entre 14 y 14,5 millones de sacos”

Sin embargo, el directivo de la federación expresó que se debe tener precaución con el impacto de los precios en 2022.

“Esta coyuntura no puede llamarse bonanza cafetera como la de 1975, pero la producción se ha visto compensada con mejores precios. No obstante, la cosecha tuvo una disminución de 7% por el efecto invernal”, expresó Vélez.

El llamado para los agricultores fue a invertir de manera eficiente los réditos derivados de las altas cotizaciones, con miras a prever el mercado en 2022.

Finalmente, otro aspecto importante fue el llamado a la sostenibilidad, no solo ambiental, sino social y económica del sector. Al respecto, Cristian Samper, CEO de WCS, destacó los avances realizados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.