Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los agricultores de Brasil cosecharán un estimado de 93,93 millones de toneladas de maíz al final de la actual temporada, una caída de 8,5% con respecto a la campaña anterior debido a una grave sequía, indicó el martes un sondeo de Reuters realizado a diez empresas consultoras de la industria.

La baja en la cosecha provocaría un aumento de las importaciones y una disminución de las exportaciones del cereal, ya que Brasil, sede de algunos de los mayores procesadores de carne del mundo, lo necesita para fabricar alimentos para el ganado.

Daniely Santos, analista de la consultora de agronegocios Celeres, recortó su previsión de exportaciones de maíz para 2021 a 22,5 millones de toneladas desde 32 millones de toneladas, y dijo a Reuters que estima las importaciones de maíz de Brasil en 4 millones de toneladas.

Si el clima seco persiste, los rendimientos del maíz podrían seguir cayendo en estados como Mato Grosso, Goiás y Minas Gerais, dijo a Reuters un especialista en meteorología.

El año pasado los agricultores brasileños recogieron 102,58 millones de toneladas de maíz, según estimaciones del gobierno.

En abril, un sondeo de Reuters entre 11 pronosticadores mostró la posibilidad de una cosecha récord de maíz de 107 millones de toneladas, pero las malas condiciones climáticas durante la etapa de desarrollo perjudicó esa perspectiva.

La segunda cosecha de maíz de Brasil, que se siembra tras la recogida de la soja al final del verano, fue la más afectada por la falta de lluvias.

La consultora Safras & Mercado había cifrado inicialmente la segunda cosecha de maíz de Brasil en 84 millones de toneladas, pero a las pocas semanas de iniciada la campaña redujo esa previsión a menos de 71 millones de toneladas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.