Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las nuevas tendencias en alimentación saludable y la necesidad de los productores de alternar sus cultivos por unos de mayor rentabilidad han llevado en el territorio nacional a ver un crecimiento en la producción dedicada a la ciruela.

Solo en los últimos cinco años (desde 2012 hasta 2017), el cultivo de este fruto ha crecido 55%, de acuerdo con Asohofrucol, comportamiento que ha dejado un buen resultado para los productores de Boyacá, zona con la mayor oferta.

Solamente este departamento recoge 74% de la producción total, hecho que es bien sabido por los agricultores de la zona, quienes reconocen en este tipo de fruto caducifolio como una posibilidad para alternar cultivos y aprovechar la producción en distintos momentos del año.

Uno de estos ejemplos es Luz Amanda Chacón, productora agrícola de Turmequé, que vio en las ciruelas, desde hace varios años, la posibilidad para aprovechar un producto que tiene mejores rentabilidades que otros, como la papa.

En dos hectáreas, Chacón se dedica al cultivo de la ciruela, gracias a las posibilidades que le ha ofrecido este fruto. “La ciruela es relativamente fácil”, explicó, al mostrar el proceso de recolección y de reprogramación de la cosecha.

De acuerdo con la productora, en lo corrido del año se han mantenido unos precios positivos, hecho que estimula el crecimiento de este fruto en la región. De hecho, al revisar la participación de la ciruela en el cultivo de Boyacá, suma ya 0,61% del total sembrado en el departamento.

El crecimiento, de este cultivo, de acuerdo con el ingeniero de Asohofrucol, Silvano Silva, explicó que la ciruela ha sido elegida por los productores como una oportunidad de alternar otros cultivos. “Las hectáreas de producción de ciruela no entran al mismo tiempo. En este momento estamos recogiendo y hay otras zonas de los lotes que apenas están cuajando, otros están verdes que están grandes. Esta escalonado para poder tener cosecha todo el año”.

El crecimiento de la mata dura cerca de dos años, para lograr su punto de producción y se hace a partir del patrón del durazno. Posteriormente, la producción de cada ciclo toma cerca de seis meses, por lo que se puede recoger frutos dos veces al año.

Chacón nos explicó que los cultivos son rentables “cuando se mantiene el precio en el mercado que no sea bajo. Es decir, $20.000 por cada canastilla”. En promedio, el rendimiento de cada hectárea es cercano a nueve toneladas por hectárea y cada canastilla tiene cerca de 22 kilos.

“Este año los precios han estado entre $20.000 y $30.000 la canastilla. Hubo un tiempo que los precios eran muy bajos, entonces lo que hacemos es producir varias veces al año, para minimizar los riesgos”, dijo Chacón.

LOS CONTRASTES

  • Silvano Silva SarmientoIngeniero de Asohofrucol

    “Las hectáreas no entran en producción al mismo tiempo. En este momento estamos recogiendo y hay otras zonas que apenas están cuajando. Es escalonado para tener cosecha todo el año”.


  • Luis Fernando RamírezVicerrector de investigación de la Universidad de la Salle

    “Parte importante de estos desarrollos corresponde a nuevas formas de innovación y emprendimiento, que es en lo que trabajamos en algunos programas de la universidad”.

El ciclo de producción es cercano a los seis meses

La productora de ciruela en el municipio de Turmequé, en Boyacá, Luz Amanda Chacón, nos explicó el proceso y el momento de esta fruta.

¿Qué tan fácil es el cultivo de ciruela en Boyacá?
Es relativamente fácil. Lo primero que se debe hacer es sembrar el patrón, que viene del durazno. Cuando crece luego se debe hacer el injerto de la ciruela. Luego hay que dejarlo crecer cerca de dos años, es lo que se demora en comenzar a producir. Luego se empieza a hacer exfoliación a las hojas y luego se programa para que comience a granar. Se abona, se apoda y van las fumigaciones.

¿Cada cuánto crecen nuevas ciruelas?
El ciclo dura aproximadamente seis meses. Se hace el corte, se deja 15 días y luego se vuelve a exfoliar la planta, se aplican los productos para la programación y ya comienza nuevamente la producción.

¿Qué tipos de abonos son necesarios?
Se requiere bastante nitrógeno, para que sostenga la floración de la planta, eso ayuda a que sea más vigorosa.
¿Cómo se mide la productividad?
Nosotros tenemos dos hectáreas y de ellas una producción promedio de 500 canastillas. Cada canastilla tiene 22 kilos, eso quiere decir que en dos hectáreas tenemos una producción de 11 toneladas en cada ciclo. Al año podemos hablar de 22 toneladas, o sea, 11 por hectárea.

¿Cuáles son sus costos?
Comienzan desde el abono, además de la mano de obra. La exfoliación requiere algunas inversiones y el poscosecha, cuando se saca al mercado. El cálculo depende de cada producción, y del precio del mercado, que es el que nos ayuda a saber qué tanto invertimos para cada cosecha.

¿Son rentables las ciruelas?
Cuando se mantiene el precio en el mercado que no sea bajo, es decir, $20.000 por cada canastilla, de ahí para abajo no son precios competitivos. También depende la producción. Este año los precios han estado entre $20.000 y $30.000 por cada canastilla.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.