Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El presidente de la SAC, Rafael Mejía, destacó que pese a los subsidios que se han dado a los productores que se generaron fuera de la institucionalidad, el Gobierno debe apostarle a una ley agrícola estable y a un trabajo interministerial para solucionar las necesidades que están por fuera de competencia del Ministerio de Agricultura.

¿Cuáles son los principales retos que asume el sector en esta coyuntura?
Los dos principales problemas que tiene el país en este momento son: el contrabando y la revaluación. Para ambos temas, hay que tomar medidas a largo plazo, así como en la formación del sector para la competitividad.

¿Qué le piden al Gobierno para salvar al Agro de estos problemas?
En la actualidad, cuando se miran las 76 solicitudes que se hicieron en el foro agrícola por parte de la SAC, se ve que no estamos pidiendo algo más allá de lo mismo de siempre para impulsar medidas a largo plazo que se deben tomar.

¿Hacia dónde están dirigidas esas medidas?
Uno, que es algo en lo que le hemos insistido al Gobierno: necesitamos una política agraria de Estado, que perdure de gobierno a gobierno. Para eso hay dos grandes pilares: primero, que esta política debe entender que vamos a apoyar al pequeño, pero también el mediano y gran empresario caben. Y segundo, que el Ministerio no puede trabajar solo para las diferentes necesidades del agro.

Usted menciona el tema de apoyar a los empresarios, pero ¿no fue el Pipe un apoyo?
Cuando uno mira lo del Pipe, hay que entender la importancia del Ministerio de Hacienda. El presupuesto de agricultura ha ido aumentando considerablemente, pero todavía es insuficiente. Si se analiza en un país que está internacionalizado, el crédito agropecuario se debe comparar con los países con los que compite. Por ejemplo, entre Centroamérica y Sudamérica, el crédito agropecuario frente al crédito total es de 8%. En Colombia es alrededor de 3,8%. Sin embargo, un buen crédito no soluciona un mal proyecto.

Desde el Ministerio de Agricultura, ¿qué soluciones les han dado?
Lo que ocurre es que el Gobierno debe ver el comercio exterior como un todo, no como una actividad parcial. Por ejemplo, hay países como Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea que son exportadores netos de alimentos, mientras que, por otro lado, está el Asia, que son importadores netos de alimentos. Entonces, cuando se hace un tratado con Corea, por ejemplo para exportar, se crea una extensión para producir que puede involucrar a varias ciudades como Medellín, Buenaventura, entre otras. Para ese negocio surgen varias necesidades como el transporte y eso depende Ministerio de Transporte, que queda por fuera de competencia.

¿Y se está avanzando en ese encadenamiento?
Como lo ha dicho el presidente Juan Manuel Santos: hay unas agendas y mesas de trabajo interministeriales en las que se están uniendo dos o tres ministerios para solucionar las necesidades.

¿Cómo nos afecta esa  falta de trabajo interministerial?
Eso se ve en que, por ejemplo, en el IMD, dentro de 60 países, nosotros somos el 48 en el indicador de competitividad. Pero si se mira de cerca el desempeño económico, 37; eficiencia del Gobierno, 42; eficiencia empresarial, 44, todo de la mitad para arriba. Pero, en infraestructura, somos el 55. Ahí se ve que el desarrollo integral es necesario, incluyendo sistemas de riego, que corresponde al Ministerio de Ambiente; protección de grupos al margen de la ley, del Ministerio de Defensa; gente preparada en el sector rural, del Ministerio de Educación; Y si quiero adicionar biocombustibles, del Ministerio de Minas y Energía.

Pese a las mesas, ¿los paros están respondiendo a que aún no hay soluciones?
Los medios de comunicación ya nos han ido demostrado que desde Catatumbo hasta los otros, hay más intereses políticos y económicos de desestabilizar regiones y país. Y hay personas líderes, que no son propiamente ni agricultores ni productores pecuarios o campesinos, sino políticos, que buscan beneficios, aparentemente personales.

¿Pero no han sido un alivio los subsidios del Gobierno?
Nosotros hemos sido críticos en que los subsidios se han dado por fuera de la institucionalidad y de la gremialidad. Para eso, estamos buscando soluciones, pero con discreción, fuera de interés político.

Ley para el campo
De acuerdo con lo dado a conocer por el presidente de la SAC, se está trabajando en una ley agraria para dar el marco conceptual de la política agrícola de estado que debe quedar en el largo plazo. “El país lo necesita y el presidente ha dado indicaciones a los ministros y se está trabajando en eso”, así como en medidas para enfrentar las problemáticas del contrabando.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.