Agricultura

El agua nos une,pero su cuidado también

22 de septiembre de 2015

Ver las noticias de los últimos días no ha sido muy alentador, sobre todo al ser testigos de cómo nuestros compatriotas y muchos de nosotros, estamos sufriendo los estragos climáticos y sus consecuencias. 

Desde hace muchos años he escuchado frases que en ese momento sonaban como de película y a raíz de los últimos acontecimientos, recordé algunas de ellas: “en un futuro no habrá agua”, “la naturaleza nos la va a cobrar”, “el calor se va a aumentar”, “vamos a sufrir por agua”, ¿y ustedes, qué piensan de estas frases?

Ahora, desde nuestra responsabilidad como campesinos y cafeteros, tenemos la obligación moral de proteger las fuentes hídricas y no solo en la parte de reforestación y protección de microcuencas, sino de evitar contaminarlas. 

En gran parte del país ya se inició la cosecha cafetera, actividad que si no se maneja de manera adecuada puede generar una alta contaminación de las fuentes hídricas. Es cierto que en el proceso de beneficio del café necesitamos utilizar agua, pero también es cierto que el uso del líquido lo podemos y debemos asumir con total responsabilidad ambiental. 

El despulpado y el transporte de pulpa sin agua a fosas techadas es la acción preventiva ambiental más importante, ya que evita que 72% de la contaminación potencial de los subproductos del beneficio húmedo del café llegue a fuentes hídricas a través de la pulpa. El restante (28%) se genera por el mucilago, por lo que debemos manejarlo con sistemas modulares de tratamiento anaeróbico o regar el primer enjuague del lavado del café a la pulpa.

Vale la pena aclarar que con la tecnología Ecomill®, se puede controlar hasta 100% de la contaminación. Además, recordemos que al despulpar sin agua se elimina de raíz la utilización del líquido vital y conserva la materia orgánica aprovechable de la pulpa.

Hace días, una persona me sugirió que la solución para los cultivos en esta época era la aplicación de riego, lo que me hizo reflexionar mucho, pues en gran parte del país ya hay racionamiento de agua, incluidos algunos municipios cafeteros y zonas rurales. Si el agua para las personas es escasa, ¿será que si hay para utilizarla en el riego de los cultivos?, ¿será esta la solución?, ¿hemos seguido las recomendaciones para tener un sistema productivo adaptado a nuestras zonas?

Yo sé que la gran mayoría de estas preguntas se podrían contestar afirmativamente, pero en situaciones como las que estamos viviendo con esta variabilidad climática, debemos también contemplar acciones novedosas y emprender acciones claras y contundentes. 

Para esto, existen herramientas que nos permiten tomar decisiones, como la Plataforma Agroclimática Cafetera y toda la tecnología de Cenicafé, ya que es una opción que nos ofrece información para adaptar nuestro sistema productivo, eso sí, orientado por mi más preciado colega, el extensionista de la Federación. 

Quiero invitarlos a que reflexionemos sobre el cuidado del agua, ya que esto no depende del pago de las facturas, o del sitio donde vivamos, o de si el agua está disponible (dependiendo del estado de limpieza o contaminación con la que nos llega después de los diferentes procesos que se implementan en el campo y grandes ciudades), sino de cada uno de nuestros hogares. 

La realidad es que el agua nos une a todos, pues todos dependemos de ella. No es solo responsabilidad de algunos. ¿No les gustaría que en un futuro las frases fueran algo cómo: “somos un planeta rico en agua que cuida sus recursos naturales” o “el agua nos une pero su cuidado también”? ¿Será que al paso que vamos le dejaremos agua disponible a nuestros hijos y nietos?

En este momento hay muchos colombianos que están sufriendo por nuestro líquido vital. Todavía estamos a tiempo, pero necesitamos dejar de decir y empezar a actuar. En nuestras manos está su cuidado... 

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Agricultura