Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con la finalidad de contribuir al cierre de la frontera agropecuaria, al fortalecimiento de una agricultura baja en emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y a la paz en territorios afectados por la violencia, el Fondo Colombia Sostenible (FCS) le apuesta a la producción de cadenas productivas como el açaí y el chontaduro, apostándole a la restauración ecológica, así como a la oferta de oportunidades de aprovechamiento de sus frutos para la generación de ingresos de las comunidades locales.

El proyecto denominado “Promoción de Estrategias Innovadoras para el Desarrollo Rural Sostenible y la Conservación Ambiental” ejecutado por el Fondo Colombia en Paz, tiene como objetivo apoyar la implementación de Proyectos Productivos Sostenibles de carácter asociativo (agrícolas, pecuarios, forestales, pesqueros o acuícolas), que tengan como propósito la promoción del desarrollo rural resiliente y bajo en carbono en municipios donde se implementan los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) de Caquetá́, Putumayo y Nariño.

A la fecha, 927 hectáreas se han intervenido, apoyando a 748 productores donde 233 son mujeres y 515 son hombres. Adicionalmente, 194 son afrocolombianos, 74 son indígenas y 480 no se auto reconocen como parte de un grupo étnico.

Así pues, el pasado 13, 14 y 15 de julio, el Fondo Colombia Sostenible, junto con una delegación conformada por las Embajadas de Noruega y Suiza, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Colombia en Paz, inspeccionó los avances de 3 proyectos productivos en el departamento del Putumayo en los municipios PDET Puerto Asís y Villagarzón.

Dos de ellos se enfocan en el fortalecimiento de la cadena productiva del açaí, un fruto nativo de la Amazonía con amplias propiedades antioxidantes y nutritivas además de ser rico en vitaminas A y C, así como en Omega 3, 6 y 9. El tercero se enfoca en el fortalecimiento productivo y organizacional de productores de chontaduro otro producto nativo y ancestral alto en proteína por lo que lo denominan coloquialmente en la zona como “huevo vegetal”.

113 productores de açaí integrantes de la asociación Asoparaiso, reciben apoyo en el fortalecimiento integral de capacidades socio-empresariales, la instalación de un cuarto frío para optimizar el proceso de producción y el licenciamiento para el aprovechamiento de productos no maderables del bosque, entre otros bajo la supervisión de Corpoamazonía. Sin embargo, no todo se centra en la producción. Además de producir açaí de calidad y vender su 50% a Corpocampo, su principal aliado comercial, Asoparaíso se proyecta como transformador y comercializador directo, lo cual le apunta al crecimiento de la asociación a través del aseguramiento de la compra del açaí.

El segundo proyecto apoya a 80 excombatientes parte de la Cooperativa Multiactiva del Pueblo Putumayense(CMPP), con el soporte de Preservar y alianza comercial con Corpocampoen, en proceso de reincorporación y comprometidos con la construcción de la paz. Buscan implementar modelos de negocio en armonía con el medio ambiente y así generar mejores condiciones de vida para sus familias a través del establecimiento de 80 ha de açaí en agroforestería con otros productos nativos como el camu camu y copoazú lo cual, adicional a la apuesta productiva, ha contribuido a la recuperación, mejoramiento y calidad del suelo, puesto que hace unos años la mayor parte del terreno había sido deforestado por ganadería extensiva.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.