Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una leve caída en las áreas sembradas totales se reportó en el primer semestre del año en curso, comparado, con el mismo periodo de tiempo de 2020.

Según la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra), las áreas sembradas pasaron de más de 1, 24 millones de hectáreas sembradas a 1,22 millones de hectáreas, lo que significó una disminución de 1,4 %.

En el reporte, los cereales y los tubérculos fueron los cultivos con mayor área sembrada en el primer semestre de 2021: más de 85 % del total de áreas cultivadas. La mayor caída en siembras se registró en los tubérculos, 6,7 %, mientras que los cultivos del grupo de leguminosas y oleaginosas y hortalizas registraron variaciones de 3 % y –0,4 %, respectivamente.

Al realizar el análisis de los principales cultivos en términos de área sembrada, se observa que el arroz y el maíz continúan siendo los productos de ciclo corto predominantes: representan más de 60 % de las áreas sembradas.

El arroz fue uno de los pocos cultivos que creció levemente frente al mismo periodo del año anterior, esto se explica por los crecimientos de arroz secano mecanizado en Casanare y del arroz manual en la Costa Atlántica. Lo anterior, causa preocupación en la industria arrocera, teniendo en cuenta los altos inventarios del país y el efecto que esta cosecha pueda tener sobre los precios del grano.

Por otra parte, la caída en los tubérculos estuvo fuertemente afectada por una menor siembra de papa y yuca, que disminuyeron las áreas en un 3,5 % y 9,9 %, respectivamente, frente a 2020. En el caso de la papa, la crisis de precios registrada el año anterior afectó las decisiones de siembra de algunos productores que prefirieron no sembrar este semestre. En el caso de la yuca, la importante disminución de precios entre agosto y diciembre de 2020 desincentivó las siembras del primer semestre de 2021.

Otras caídas importantes se dan en el fríjol y ñame, cada uno con un 3,5 % menos de áreas sembradas que representan 1.971 y 1.138 hectáreas, respectivamente; mientras que cultivos como la cebolla de rama (4 %) y las plantas aromáticas (3,2 %) crecen, estas últimas motivadas por la demanda creciente de laboratorios y consumidores por insumos naturales para el tratamiento de enfermedades o dolencias; lo cual ha dinamizado la siembra de este tipo de cultivos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.