Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El programa Riqueza Natural es la primera iniciativa de gran escala de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid). Este proyecto se enfoca en la conservación de la biodiversidad de ecosistemas únicos y amenazados del Caribe y la Orinoquía colombiana. Por medio de diferentes estudios la organización logro demostrar que es posible conservar y responder a las necesidades socio-económicas de las comunidades que dependen de sus territorios.

Con la puesta en marcha del programa 3.6 millones de hectáreas ubicadas en los ecosistemas más amenazados de Colombia contarán con un mejor manejo de los recursos ambientales.

Dentro de los diferentes espacios que fueron beneficiados con las propuestas del ente, desde 2017, se encuentran el bosque seco tropical en la región Caribe y las sabanas inundables, los bosques de galería y las selvas transicionales de la Orinoquía. Las últimas fases del desarrollo abarcaron tres paisajes de conservación: Montes de María, Sierra Nevada de Santa Marta-Serranía del Perijá y la Orinoquía, en los departamentos de Arauca, Casanare y Vichada.

“No hay ningún otro país con una riqueza natural más vibrante que la de Colombia. Su mega biodiversidad es un enorme potencial (...), que jalona la economía, protege el medio ambiente y genera oportunidades que apoyan la consolidación de la paz. Este esfuerzo innovador permite soñar con un futuro económico, social ambientalmente sostenible que contribuye a conservar el patrimonio natural del país y una vida en armonía con la naturaleza”, señala Lawrence J. Sacks, director en Colombia USAID.

Las metas a futuro de este tipo de iniciativas es poder seguir ayudando al medioambiente, además generar campañas de educación para la preservación de ecosistemas para el desarrollo de la fauna y flora colombiana .

“La lógica no era un programa de conservación tradicional, en donde lo que se hace es crear solamente áreas protegidas, y dejar las cosas quietas para que no se dañen, sino pensar en la conservación desde un enfoque innovador, en dónde se incluyen las comunidades pero también se incluyen otros actores, como el sector y la empresa privada”, añade Ximena García, asesora en Biodiversidad de la oficina de Ambiente de USAID Colombia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.