Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El precio internacional del trigo volvió a los niveles previos a la invasión rusa de Ucrania, pero la debilidad del peso chileno impide que esto se traduzca en menores precios del pan.

Impulsados por los efectos económicos de la invasión, los futuros del trigo alcanzaron su máximo histórico el 17 de mayo al cotizarse en los US$12,78 por bushel en la Bolsa de Chicago.

Desde esa fecha, el grano ha caído un 30% hasta los US$8,93 el bushel, con lo que se ubica levemente por debajo del precio del 24 de febrero, día en que tuvo lugar la invasión. Al cierre de este viernes, el commodity se recupera por segundo día consecutivo tras una secuencia de cinco jornadas a la baja.

Los analistas coinciden en que los temores a una recesión global han impactado a los commodities en general, incluyendo a otros productos agrícolas como el maíz y la soya, pero también detallan que en el caso del trigo operan otros factores específicos.

"En julio, el trigo ya está cerca del 90% de la cosecha mundial y este año ha tenido un buen pronóstico en América, Europa y Australia, por lo que de momento la guerra pasa a segundo plano", dice la economista principal de Bci Estudios, Francisca Pérez.

Además, Ucrania estaría logrando colocar sus exportaciones de trigo en el mercado mundial, según el director ejecutivo de RPBM Consultores, Rodrigo Palma. "Se están buscando distintas alternativas y eso significa que hay una mayor cantidad de oferta", dice el economista.

Pan se resiste a bajar

El trader de commodities agrícolas y gerente de AgriBAS, Benjamín Abarca, estima que "para el corto y mediano plazo se podrían ver precios del trigo más bajos que los actuales, pero tampoco hay argumentos para asegurar que se transforme en una tendencia y recuperemos los precios prepandemia".

Los analistas sostienen que es difícil ver materializado el descenso del trigo en los precios del pan, que, según cifras de Odepa, roza un promedio de $2.000 el kilo en las panaderías de la Región Metropolitana.

La principal razón de esta persistencia sería la obstinada trayectoria al alza del dólar, que esta semana llegó a aproximarse a la marca histórica de los $1.000 en Chile.

"La variación del tipo de cambio está tomando un peso sobre las variaciones que antes no se veía", comenta Abarca. "Apostaría a que va a subir solo por la debilidad de nuestra moneda", dice el experto.

Pérez estima que, "por el momento, el precio del pan debería mantener una leve tendencia al alza", señalando que otros insumos para la fabricación de este producto han estado "constantemente presionados" y que los cambios en los precios internacionales actúan con rezago en la transmisión hacia el nivel local.

Palma ve que probablemente no habrá una caída en los precios del pan, ya que "si bien es cierto que el precio internacional del trigo ha caído, el dólar ha aumentado".

Si bien Chile produce cerca del 50% del trigo que consume a través de diversos productos, el país es un tomador de precios internacionales, por lo que la cotización del trigo en el mercado global es la misma que corre en las transacciones locales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.