Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Un jugador chileno está siendo uno de los mayores importadores de frutas en Colombia. Es Vida Produce Company (VPC), una compañía que opera en varios países con la producción, importación y exportación de frutas y verduras. Mateo Villamil, country manager de VPC, contó detalles de la operación de la multinacional y las cifras que genera en Colombia.

¿Cómo surgió Vida Produce Company?

Somos una multinacional que produce, importa y exporta frutas desde hace 50 años; también vegetales. Nosotros tenemos nuestras oficinas principales en Chile y operación directa en nueve países; desde Estados Unidos hasta Ecuador. Pero, exportamos frutas a 54 países. En estos momentos somos lo exportadores más grandes en Latinoamérica en términos de frutas.

En Colombia, ¿cómo se posicionan?

Colombia junto con México son los mercados principales de VPC. Nosotros importamos la fruta, la casa matriz la exporta. En Colombia somos los principales importadores de frutas; traemos manzanas, uvas, peras, ciruelas, cerezas, entre otros rubros. En el país tenemos dos grandes centros de distribución, uno en la costa Pacífica y otra en la Atlántica. Y tenemos sedes en las principales ciudades. Por ejemplo, en Bogotá tenemos dos sedes, en Bucaramanga una; en Cali, en Medellín, Cali, Pereira y Barranquilla también.

¿Quiénes son sus clientes?

Atendemos el canal moderno, como supermercados, grandes superficies y hard discounter; ahí en esos mercados operamos con la marca Fresh Garden. Y también le vendemos a mayoristas en las diferentes ciudades.

LOS CONTRASTES

  • Pedro Rodríguez Gerente financiero de VPC

    “La apuesta VPC se centra en formar parte de la dinámica de crecimiento que está teniendo el sector agropecuario, con productos innovadores y del campo colombiano”

¿Qué tan difícil o no es importar en Colombia?

Estamos viviendo desafíos importantes. El tema de la pandemia ha tenido un impacto fuerte en la logística, esto ha afectado los costos de importación que pueden haber subido alrededor de 30% y la disponibilidad de los productos. El alza del dólar y la devaluación del peso también nos está incrementando los costos de importación. Ahora, nos preocupa la reforma laboral que se está proponiendo en el país, eso también nos impactará fuerte.

¿Cómo se comporta dentro del portafolio de productos la venta de frutas y vegetales?

Las frutas representan 95% de nuestras ventas y 5% los vegetales. El negocio de vegetales en Colombia lo implementamos hace dos años. Estos son productos ya listos para comer, están higienizados, los cuales los distribuimos en supermercados. Nuestra meta para el próximo año es aumentar la cobertura de esta línea en el país, con más productos vegetales y más clientes. Actualmente vendemos vegetales en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

¿Cómo está el consumo de frutas y vegetales en Colombia?

El volumen de importación de frutas se ha mantenido, pero el cliente en esta línea es más sensible frente a las variaciones de precios. En cuanto a los vegetales, Colombia es un país productor y consumidor de vegetales; es una categoría que está en auge.

¿A cuánto asciende la inversión de VPC en Colombia?

En los últimos 30 años, VPC ha invertido en el país más de US$3 millones en infraestructura. El próximo año no será la excepción, en el primer trimestre tenemos planeado colocar US$300.000 para proyectos de infraestructura.

¿Qué tan preparados están para la reforma tributaria?

La reforma la hemos venido estudiando, para saber el impacto que esta tendría en nuestra operación. No somos de los mayores impactados, pero sí hay efectos.

Teniendo en cuenta su experiencia como jugador en el mercado de importación, ¿cómo analiza la crisis de suministro global?

Durante la pandemia, el principal impacto es que no había cupos navieros, porque no había contenedores suficientes o espacio. Además, el consumo se estancó y luego repuntó.

¿Qué planes hay para 2023?

Será mucho más retador que en los últimos dos años, por la posible baja de la economía. Vamos a seguir apostándole al tema de los vegetales de cuarta gama, ya que esta categoría viene creciendo a doble dígito.

Estamos pensando en adecuar algunos de los cuartos de almacenamiento con paneles solares para bajar costos de energía. Y en automatización de las líneas de empaque.

¿Con qué cifras esperan cerrar y cuántos empleos generan?

Al cierre de 2022, esperamos terminar con 2.000 contenedores. Este año hicimos el lanzamiento de nuestro centro de distribución en Buenaventura, que tuvo una inversión de US$1,5 millones. Nosotros generamos 300 empleos directos en Colombia y 1.100 a nivel global.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.