Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La frontera agrícola nacional es de 40.075.960 de hectáreas y se define como “el límite del suelo rural que separa las áreas donde se desarrollan las actividades agropecuarias, las condicionadas y las áreas protegidas, las de especial importancia ecológica y las demás áreas en las que las actividades agropecuarias están excluidas por mandato de la ley».

El Ministerio de Agricultura expidió la resolución con la que se definió la frontera agrícola, que tiene como objetivo armonizar el emprendimiento agropecuario competitivo con el desarrollo sostenible, es decir, el desarrollo rural de la mano con la protección de la biodiversidad.

Se trata, en total de 35% del área continental del territorio que quedará libre para estas actividades, a pesar de que hoy en día solo se cultiva en 7,6 millones de hectáreas. Es decir, queda 80% de la frontera agrícola disponible para cultivos.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Guillermo Zuluaga Cardona, explicó que “Por primera vez en el país, se cuenta con una definición de frontera agrícola que permite identificar en dónde se debe desarrollar la agricultura, Colombia tiene un gran potencial para ser despensa de alimentos del mundo, sin comprometer nuestra biodiversidad.”

Principales retos 

Uno de los principales desafíos es reducir el conflicto en el uso del suelo, más de dos (2) millones de hectáreas de actividades agropecuarias se desarrollan en territorios de protección ambiental: 68 % en zonas de reserva forestal, 17 % en páramos y 15 % en parques nacionales.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.