Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Desde el 23 de julio se ha suscitado en las fincas agroindustriales del Cauca una disputa entre indígenas y trabajadores de los ingenios azucareros. Los pueblos indígenas afirman que merecen más tierras, pues de cada tres millones de hectáreas en el departamento esta población tiene títulos sobre 1,3 millones. El presidente electo Gustavo Petro llamó durante el fin de semana a una mesa de diálogo entre las partes para dirimir el conflicto y evitar que medie la violencia.

Los gremios y empresas del Cauca y el Valle del Cauca rechazaron las "amenazas a trabajadores y daños contra la propiedad" que se han presentado al norte del departamento: se reporta que en los últimos dos meses los ataques han aumentado de manera exponencial.

El Consejo Gremial y Empresarial del Cauca, Asocaña, Procaña, y las Sociedades de Agricultura y Ganadería tanto de Cauca como del Valle se unieron en una misiva en la que afirman que "las acciones de los invasores demuestran que cada vez hay menos garantías para la vida, el trabajo, la producción y el desarrollo de la región. Tan solo en 2022 se ha afectado la productividad de cerca de 1.000 hectáreas".

Los gremios aseguran que los hechos de agresión y violencia se han generado por personas que actúan en contra de la ley y afectan la propiedad privada y ejemplificaron con la invasión registrada en el predio de Padilla y Guachené, la cual se extendió hasta el martes. Se reportan amenazas a los trabajadores y la quema de cultivos de caña.

"Desde el sector empresarial del Cauca y el Valle reiteramos el llamado urgente e insistente que desde hace varios meses hemos hecho a las autoridades judiciales, para que se entreguen resultados de más de 630 denuncias que se han interpuesto por amenazas, invasiones y agresiones en la región", dice la carta de los gremios.

Por último, las empresas aseguran que el cultivo y proceso agroindustrial de la caña significa la empleabilidad de 50.000 personas de forma directa e indirecta al norte de Cauca. Los gremios exigen garantías para que los trabajadores de los ingenios de la región puedan seguir laborando.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.