Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El cambio climático afecta a los cultivos de diferente manera. Es por ello que, uno de los principales retos de quienes labran la tierra, de los gremios y de las entidades de investigación es buscar variedades de semillas con una mayor adaptación a las sequías o a los tiempos de inundación.

Precisamente, el Programa Frijol Andino del Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat) cuenta actualmente con 24 líneas avanzadas con un grado aceptable de tolerancia al calor. “Lo que se ha logrado a la fecha, ha sido a través de la combinación entre especies cercanas del mismo género Phaseolus partiendo principalmente de genotipos como Phaseolus acutifolius”, dijo Elisabeth Portilla, investigadora del Programa de Frijol del Ciat.

Así mismo, Héctor Fabio Buendía, también investigador de este programa señaló que, “actualmente se sigue trabajando en mejorar la tolerancia a altas temperaturas, especialmente, en frijoles tipo andinos apoyándonos en los logros que tiene el programa de frijol mesoamericano. Adicionalmente, continuamos con los esfuerzos en lograr líneas avanzadas que, además de tener características agronómicas de interés como la tolerancia a las condiciones adversas ocasionadas por el cambio climático, también tengan un grano tipo comercial aceptable a los mercados”.

De otro lado, Hernán Ceballos, científico del Programa de Yuca del Ciat, indicó que, “en el caso de la yuca, estamos haciendo esfuerzos para producir variedades con contenido de materia seca más estable en las raíces. Esto para que, en caso de que las lluvias lleguen demasiado temprano, el agricultor pueda esperar unas semanas hasta que el contenido de materia seca regrese a los niveles comerciales. También estamos enfatizando el desarrollo de variedades más erectas. Mientras más erecta es la variedad, más largo es el tallo que el agricultor colecta y la capacidad de almacenamiento”.

De igual manera, Ceballos destacó que ya cuentan con variedades con un excelente porte erecto que han sido liberadas recientemente (Verónica en 2006 y Bellotti, Ropain y Sinuana en 2015). “Actualmente con Agrosavia estamos conduciendo pruebas agronómicas para liberar una o dos variedades con materia seca estable”, agregó.

Por su parte, Adriana Tofiño, investigadora PhD sénior de Agrosavia, Centro de Investigación Motilonia, indicó: “Agrosavia viene trabajando desde hace varios años en proyectos de agricultura climáticamente inteligente y ha vinculado procesos de mejoramiento de los productos básicos. En este momento maneja nuevas variedades como el frijol biofortificado, una oportunidad para mantener la seguridad alimentaria”.

Vale destacar que, uno de los métodos para lograr semillas resistentes a algún desafío del cambio climático es la transgénesis, que se logra transfiriendo uno o varios genes con una características deseada a otro organismo.

“El cambio climático no solo implica altas temperaturas y estrés hídrico, esto también conlleva al movimiento de plagas y disminución de nutrientes. Por ello, se sigue trabajando en cultivos resistentes a plagas y a mejorar el perfil nutricional”, dijo María Andrea Uscátegui, directora ejecutiva de Agro-Bio.

Así mismo, Uscátegui aseguró que, “científicos alrededor del mundo trabajan en diferentes investigaciones para mejorar las plantas y hacerlas más resistentes a través de la transgénesis. Son resistentes a la sequía, se trabaja en soya, trigo, arroz, caña de azúcar, mostaza, maíz, pastos”.

Desarrollan primer fríjol voluble
El Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat), la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce) y HarvestPlus, programa líder en biofortificación, lanzaron la primera variedad de frijol voluble biofortificado en Colombia. Esta variedad, llamada ‘BIO102’, es la primera calificada como voluble y biofortificada, apta para sembrar en zona de cordillera, entre los 1.600 y 2.200 metros sobre el nivel del mar (msnm).

‘BIO102’ es una variedad que aportaría a la dieta de los colombianos hasta dos veces más minerales que un frijol no biofortificado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.