Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Grupo de Investigación en Genética Animal (GIGA), de la Universidad Nacional de Colombia han estado recorriendo algunas zonas del país como Cauca, Cesar, Cundinamarca; para establecer la diversidad de gallinas criollas que existen en Colombia, hoy en día amenazadas por la invasión de las líneas comerciales en la producción avícola.

A partir del análisis de las características de los huevos de las gallinas criollas se identificó el perfil de ácidos grasos de la yema de sus huevos, las cuales suelen mantenerse libres y con una alimentación en la que las comunidades campesinas incluyen sobras de cocina, maíz, col, papa, plátano y, en raras ocasiones, concentrado.

Durante el estudio, que se llevó a cabo con huevos recolectados en una finca de la inspección de Cumaca, en Cundinamarca, se observó contenido de ácidos grasos y se comparó con los huevos de una línea comercial del Centro Agropecuario Marengo de la Unal.

De acuerdo a la profesora Ligia Jiménez, de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, “hicimos cuatro repeticiones de toma de huevos y al mismo tiempo sacamos muestras de sangre de las gallinas, para el análisis genético”.

El perfil de ácidos grasos llevado arrojó un contenido más elevado de los ácidos grasos omega 3 –ácido linolénico (ALA), ácido docosapentaenoico (DPA), ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido araquidónico (ARA), entre otros; los cuales son esenciales para la salud y la nutrición, ya que el cuerpo humano no puede sintetizarlos, por lo que es necesario mantener una fuente de estos  a través de la alimentación.

Por esta razón, la Unal considera los huevos de gallina criolla como un alimento funcional, ya que contribuirían a la seguridad alimentaria de los consumidores.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.