Con el propósito de verificar el cumplimiento de los requisitos sanitarios, el ICA (Instituto Colombiano Agropecuario) organizó un taller para socializar la normatividad requerida para obtener el registro pecuario de establecimientos de acuicultura, contemplada en la resolución 0064 de 2016.

Durante la capacitación, a la que asistieron organizaciones acuícolas, los funcionarios  explicaron la importancia de implementar las buenas prácticas en la producción acuícola. Dichas normas buscan prevenir que los productos obtenidos por este medio  se vean afectados por condiciones tales como: contaminación por descargas industriales, agrícolas o de asentamientos humanos, ausencia de instalaciones de producción adecuadas, carencia de prácticas de higiene adecuadas para el personal, utilización no controlada de productos químicos y el uso de alimentos contaminados.

Las recomendaciones impartidas durante el taller buscan:

-Mejorar la calidad sanitaria y la inocuidad de los productos obtenidos en las explotaciones.

-Contribuir a consolidar la buena imagen y la credibilidad de las empresas acuícolas frente a los consumidores. Esto también brinda mayor competitividad frente al mercado nacional e internacional.

-Reducir costos al disminuir significativamente la destrucción o re-procesamiento de productos.

-Aumentar la conciencia del trabajo en grupo y la autoestima de los individuos al tener en cuenta que la producción en la que participan se realiza con un alto margen de seguridad.