Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Como posible solución ante la inseguridad alimentaria que vive el Caribe colombiano, con un 58,5 % de los hogares, Agrosavia-Ciat adelanta una investigación para hacer posible el cultivo de fríjol en el norte del país, siendo esta una hortaliza que, por sus características, solo se siembra en otros pisos térmicos.

En el Centro de Investigación Caribia, ubicado en la Zona Bananera, Agrosavia trabaja en pro de identificar genotipos de fríjol que se adapten a la región, a través de la evaluación de líneas de Phaseolus vulgaris, mejoradas genéticamente por el Ciat, con potencial de adaptación a condiciones de altas temperaturas, poca precipitación y estreses bióticos.

Para 2017, la Región Caribe, produjo 16.464,73 toneladas de frijol en seis departamentos, lo que representó 14% de la producción nacional, muy por debajo de Huila, Tolima y Cundinamarca. Esto, debido a que esta hortaliza se desarrolla de forma adecuada en temperaturas con valores promedio entre 15 y 27ºC.

Según diferentes investigaciones realizadas en el país, el fríjol común crece en un rango de latitudes donde la temperatura del aire oscila entre 14-35°C, por lo que los incrementos en este rango son un factor que limita la producción, causando pérdidas en el rendimiento, reduciendo la calidad del grano cosechado y restringiendo la adaptación geográfica. De superar los 30°C,  se pueden generar abortos de flores, botones florales,  caída de vainas, reducción de la viabilidad del polen, daños en la formación del tubo polínico y reducción en el llenado y tamaño de la semilla.

De momento, la adaptación de nuevos cultivares frente a altas temperaturas es el paso más importante del proceso, así mismo, se reporta que el estrés por sequía en fríjol es otro obstáculo que gana importancia en los programas de mejoramiento genéticos de esta hortaliza, problema que también se presenta en investigaciones similares en América y África, especialmente en regiones de climas tropicales.

A pesar de lo anterior, debido a los valores nutricionales del fríjol , que es una buena fuente de fibra, esta investigación puede resultar crucial para combatir las cifras de desnutrición infantil en el Caribe, donde un 15,4% de los niños menores de cinco años lo padecen.

Según las investigaciones de Agrosavia, las propiedades nutritivas que posee el fríjol están relacionadas con su alto contenido proteico y en menor medida sus aportes de carbohidratos, vitaminas y minerales.

También, indicaron que los principales componentes químicos de la fibra en el frijol son las pectinas, pentosanos, hemicelulosa, celulosa y lignina. Además, este alimento también es una fuente considerable de calcio, hierro, fósforo, magnesio y zinc y de las vitaminas tiamina, niacina y ácido fólico.

“El fríjol es muy bueno porque aparte de proporcionarle nitrógeno a la tierra, sus ciclos de siembra son muy cortos, unos 65 días, lo que lo hace muy económico y relativamente fácil de sembrar”, explicó Luis Fernando Ramírez, productor de esta hortaliza.

“Debido a su alto contenido proteínico y a sus beneficios lo consume todo tipo de público”, agregó.

Para sembrarlo, según explicó Rommel Igor León Pacheco, investigador Máster de Agrosavia, “se hace directamente en el suelo, y se debe controlar malas hierbas durante todo el ciclo, especialmente el coquito. También, se manejan las enfermedades, principalmente hongos del suelo, y debe mantener la humedad del suelo a capacidad de campo durante las primeras fases fenológicas”.

Frente a la investigación, León asegura que el objetivo es identificar cultivares de fríjol con potencial de adaptación a condiciones de altas temperaturas y estrés hídrico por sequía.

“Actualmente, no hay frijoles con las características para el mercado nacional y adaptados a condiciones de estreses bióticos y abióticos típicos de la región de la Costa. Ese es el objetivo”, concluyó.

Propiedades y beneficios del grano

Popular en muchas recetas en Colombia, el fríjol tiene muchos beneficios para la salud, como sus aportes en magnesio, potasio, zinc, calcio y fósforo. Debido a esto, el grano puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y el colesterol gracias a la fibra soluble que contiene. También, puede prevenir enfermedades graves como el cáncer, ya que contiene altos niveles de antioxidantes.

LOS CONTRASTES

  • Rommel Igor León PachecoInvestigador master del Centro Caribia

    "El objetivo es lograr sembrar el fríjol a pesar de las altas temperaturas del caribe".

  • Henry VanegasGerente general de Fenalce

    "El fríjol es un cultivo rentable y tiene muy buen precio".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.