Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

“Una mujer trabajadora, juiciosa y que esté sola trabajando, acá puede salir adelante con sus hijos. Acá estoy muy amañada”, dice María Chacón, una de las tantas mujeres que llegó hace cinco años a Belén de Umbría tras ser desplazada de su hogar.

Chacón hace parte de las más de 50 mujeres, entre madres cabeza de familia, mujeres víctimas del conflicto armado, mujeres indígenas y jóvenes vulnerables de este municipio en el departamento de Risaralda que están detrás de la producción de los plátanos de Natuchips.

Y es que gracias a una alianza entre PepsiCo y la planta de pelado de la Asociación Nacional Agropecuaria de Productores de Plátano de Belén de Umbría (Asplabel), PepsiCo se ha convertido en un aliado de esta región, y estas mujeres han encontrado una oportunidad para trabajar en mejores condiciones, prosperar, escapar de la violencia y sacar adelante a sus familias.

Según María Paula Cano, gerente de asuntos corporativos para la región Andina de PepsiCo, la compañía está comprometida con el respeto, el apoyo y la inversión en las comunidades en las que operan. “Esta alianza la creamos bajo la premisa de que al romper las cadenas de comercialización y trabajar directamente con los pequeños agricultores, podemos beneficiar a más personas y el resultado de esto es que ahora trabajamos con más de 50 mujeres operarias y alrededor de 260 agricultores productores de plátano de la región”.

Esta iniciativa le ha permitido a PepsiCo convertirse en el segundo mayor empleador de la región, después de la Alcaldía, y continuar siendo el mayor comprador de plátano del país, con compras por 13.100 toneladas al año.
De la mano de PepsiCo y Asplabel, las mujeres de la planta de pelado han logrado no solo sacar adelante a sus familias, pagar el estudio de su hijos e incluso alcanzar el sueño de una casa propia. “Antes era ama de casa y recogía café, ahora estoy feliz porque de mi trabajo puedo pagar los estudios de mi hijo”, agregó María Delia Floral.

Un trabajo conjunto entre entidades
La implementación del proyecto en Belén de Umbría ha sido un trabajo colaborativo por diferentes entidades. Además de PepsiCo y Asplabel, la iniciativa también ha contado con el apoyo del Ministerio de Agricultura y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (Iica), con quienes se ha logrado el crecimiento de la planta en cerca de 500% en los últimos cinco años.