Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

A través de la multinacional Goya Foods, más de 250 excombatientes de las Farc cultivan frijol cargamanto en la vereda La Fila, en Icononzo (Tolima), con destino a EE.UU. Solo durante el primer semestre del año exportaron 15 toneladas y esperan comercializar 15 más en las próximas semanas.

Fredy Alexander Pastor Mora, un excombatiente del frente 55 de la extinta guerrilla, asegura que estos son cultivos de la paz para la paz, con los que se genera empleo para entre 20 y 30 personas.

A la vereda La Fila, a finales de 2016, llegaron los primeros excombatientes tras un proceso de reinserción que lideró el Gobierno. “Mi vida desde pequeño siempre estuvo ligada al campo y volver a esas raíces es lo que más me genera felicidad. El hecho es cultivar nuestra propia comida, no solo para mi familia, sino también para traspasar fronteras, al ofrecer un producto de calidad”, dijo.

Estos excombatientes esperan exportar en un futuro otros cultivos como arveja, maíz y aguacate hass.

Este fríjol es enviado a EE.UU. gracias a que Pastor Mora se encontró con Bonisalvo Susa Molina, presidente de la Corporación Nacional de Pequeños Productores Agrícolas (Cornpepag), entidad que trabaja con Procolombia para cumplir la documentación y requisitos para exportar estos granos a tierras estadounidenses.

“La corporación reúne a 32 asociaciones, de 12 departamentos y 95 municipios, donde tenemos 18.500 pequeños productores, donde sobresalen mujeres cabeza de hogar, jóvenes rurales, víctimas del conflicto, excombatientes, desplazados, discapacitados, entre otros”, dijo Susa.

Esta corporación cubre Huila, primer productor de frijol de Colombia; Tolima, Cundinamarca, Antioquia, Santander, Norte de Santander, Meta, Boyacá, Caquetá, Putumayo, Nariño y Bolívar.

La entidad también tiene cultivos de frutas exóticas como uchuva, pitahaya, gulupa, maíz, arracacha y ganadería.

Susa señaló que al igual que Pastor, también es proveniente de una familia de vocación agrícola. Para mí es un orgullo poder exportar el frijol, con pago justo para los campesinos. De cara al cierre de 2022, vamos a enviar más contenedores exportados hacia Estados Unidos y llegaremos próximamente a España. Otros sueños que tenemos es poder vender maíz, frijol y café a China y completar 50.000 productores en Cornpepag, porque necesitamos que los jóvenes se queden en el campo”.

Juliana Villegas, vicepresidenta de Exportaciones de Procolombia, indicó que “estamos enfocados en acompañar a este tipo de productos, desde zonas que eran de conflicto armado, para contribuir a la paz total, con el fin de traer desarrollo a distintas regiones del país. Esto, a través de exportaciones no mineras a mercados cercanos, con una oferta de calidad, gracias a que Colombia está llamada a ser una despensa mundial, según la FAO”.

Bob Unanue, presidente y director general de Goya Foods, aseguró que más de 100 productos agrícolas colombianos, incluidos los frijoles, están en todo el territorio estadounidense. La compañía importa US$30 millones al año de estos artículos del agro.

“Trabajar con exportadores colombianos ha sido una experiencia mutuamente beneficiosa. Son familias cumplidoras increíblemente centradas en la calidad del producto. Nos inspira confianza para seguir creciendo e importando de más comunidades rurales de Colombia. Estamos realmente encantados de trabajar con ellos y esperamos cultivar una relación larga y duradera”, explicó Unanue.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.