Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Brasil, el principal exportador mundial de café instantáneo, está impulsando sus exportaciones al sudeste asiático, enfocado a sus rivales locales incluido el mayor productor, Vietnam.

Hasta noviembre, Brasil exportó 4,4% más café soluble a la región que en todo 2018. Una abundante cosecha de granos de robusta, utilizados en el café instantáneo en lugar de los granos arábica más costosos, sumada a la devaluación de la moneda de Brasil ha otorgado a las exportaciones del país una ventaja de costos durante el último año y medio.

A comienzos de 2019, la materia prima de Brasil para el café instantáneo tenía un precio cercano a un 5% menor a los precios de Vietnam. Desde entonces, la expansión ha crecido a alrededor del 15%, según Pedro Guimarães, presidente de la Asociación Brasileña de la Industria del Café Instantáneo, Abics.

“La industria no se detendrá para realizar el mantenimiento a finales de este año, como suele suceder”, dijo Guimarães, quien también es director comercial de la Companhia Cacique de Café Solúvel, un productor de café instantáneo con sede en São Paulo. “La demanda de exportación se ha activado gracias al mercado del sudeste asiático”.

Vietnam, el mayor productor mundial de café robusta, ha observado una baja en sus exportaciones en un 3% entre 2018 y 2019. Mientras tanto, Brasil, que ya es el rey del café arábica, está listo para asumir el primer lugar en la exportación de granos de robusta, según Carlos Mera, un analista establecido en Londres para Bankbook International, conocido por sus investigaciones agrícolas.

Los productores de Brasil están adoptando rápidamente nuevas tecnologías que pueden ayudar a impulsar la producción, dijo Mera.

En el estado brasileño de Rondonia, las plantaciones de nuevas variedades de árboles robusta están generando rendimientos anuales de 200 a 300 bolsas por hectárea, asegura Mera. El riego abundante también está elevando la producción. En tanto, una población de árboles vietnamitas que envejece mantiene un rendimiento promedio cercano a las 50 bolsas por hectárea, según Mera. Un saco pesa 60 kilogramos.

El sudeste asiático representa aproximadamente el 20% de los envíos de café instantáneo de Brasil. Indonesia y Birmania son los mayores clientes de café instantáneo de Brasil en el sudeste asiático, según Abics. Desde 2017, el volumen de café instantáneo enviado a estas dos naciones aumentó más del 30% y el 180%, respectivamente.

Se proyecta que Brasil envíe 4 millones de sacos este año, con lo que superará el récord anterior de 3,9 millones de sacos en 2016, según Abics.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.