Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Desde 1920 se tiene conocimiento de que las semillas híbridas de arroz son más productivas que las variedades endocriadas o normales. A pesar de esto, los campesinos y las empresas dedicadas a este cultivo no las implementan pues aunque sean materiales de alta productividad no es posible obtener cantidades suficientes de semillas para sembrar a precios competitivos. 

Es por esto que Herminio Paredes Valencia, estudiante del doctorado en Ciencias Agropecuarias en la línea de Mejoramiento Genético Vegetal de la Universidad Nacional de Colombia, desarrolló un método de evaluación y mejoramiento de la polinización cruzada capaz de aumentar la producción de semilla híbrida. 

Este método, elaborado junto con un equipo del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (Cirad, por sus siglas en francés) y Cultivos y Semillas el Aceituno Ltda, empresa ubicada en Ibagué, utiliza la variabilidad genética disponible en las poblaciones cultivadas sin necesidad de recurrir a donantes silvestres.

“Para producir un híbrido necesitamos dos variedades que se combinen bien. Así se obtiene un hijo que combina las características de ambas semillas, por lo tanto, es superior. Con el arroz, maíz y trigo se han generado híbridos y de otros cultivos para mejorar la producción y que la semilla sea más resistente a muchos factores como el clima”, explicó el experto, quien, además, indicó que la investigación tiene como objetivo que este tipo de semilla tenga mayor adopción por parte de los agricultores. 

Este método de evaluación es el primer aporte para evaluar la fecundación cruzada en arroz, que impacta en los procesos de mejoramiento de la capacidad de producción de semilla híbrida.

 No necesita evaluaciones dispendiosas y además es de bajo costo, ya que no requiere ensayos adicionales puesto que se ciñe a las actividades rutinarias de los programas de mejoramiento y producción de híbridos de arroz. 

Para el ingeniero agrónomo, Deivis Suárez, la investigación realizada por Paredes es un adelanto significativo en el tema. Según el experto, una de las alternativas para enfrentar la crisis alimentaria que vive el mundo y empeorará con el cambio climático, no es trabajar con productos transgénicos como se ha venido haciendo, sino trabajar con híbridos por su gran potencial productivo que tienen. 

“Los rendimientos de semillas híbrida son supremamente altos. El problema radica en la creación de la semilla y ahí es donde se están enfocando las investigaciones recientes”, indicó Suárez. 

La semilla de arroz son autofecundadas por lo que el objetivo es mejorar la fecundación cruzada para obtener semillas híbridas de arroz. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.