Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

A pesar de que Rusia y Ucrania son exportadores mundiales de trigo, este insumo no se ha visto afectado en el país, pues Colombia importa mayoritariamente de Canadá y Estados Unidos. Por esta razón, Pilar Ortiz, directora Ejecutiva de la Cámara Fedemol de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), dice que espera que el conflicto no afecte el precio del trigo a futuro.

¿Desde cuándo existe Fedemol?

Fedemol significa Federación Nacional de Molineros y existe desde 1949, pero hace 17 años entramos a la Andi y ahora somos la Cámara Fedemol. Nosotros afiliamos 22 empresas y todos son molinos de trigo. Es decir, compran trigo, lo muelen y lo convierten en harina de trigo. Y en toda la cadena de valor derivados de trigo en Colombia generamos 120.000 empleos entre directos e indirectos.

¿En Colombia hay de producción de trigo?

Hoy Colombia produce trigo, pero son muy pequeñas las áreas cultivadas, 2.508 hectáreas (ha) sembradas, lo que equivale aproximadamente a 6.846 toneladas de trigo al año y están ubicadas en Nariño. En el país importamos 99,7% del trigo. La industria molinera del trigo apoyó mucho al Gobierno en el pasado, pero cada día ha decrecido la siembra, pues los campesinos decidieron sustituir cultivos de trigo por otros de mayor rendimiento. El trigo, además, es de clima templado - frío y por eso los principales proveedores de trigo son países de estaciones. A nivel mundial hay 222,6 millones de ha sembradas de trigo.

Si bien la mayoría del trigo no lo importamos desde Rusia y Ucrania, ¿cómo puede afectar ese conflicto al sector del país?

Importamos de Canadá y de Estados Unidos trigo con 0% de arancel gracias a los TLC. De Canadá importamos 67% y de Estados Unidos 29%. Sin embargo, el Gobierno en 2020 expidió un decreto que permite traer con 0% de arancel el trigo de Rusia y Ucrania, pero realmente de Rusia importamos 1% y de Ucrania 0,7% del trigo que utilizamos en Colombia.

En lo que nos impacta realmente la crisis es que el trigo es uno de los principales cereales, por lo que los países lo utilizan como commodity. Entonces, en la medida en que Rusia y Ucrania estén en conflicto, eso va a llevar a que a nivel mundial, y aunque todavía no ha pasado, se pueda poner en riesgo y eso sí es un riesgo porque sube el precio. En este momento no estamos afectados porque nos aprovisionamos de trigo con bastante tiempo, pero a futuro sí puede haber complicaciones.

¿Qué otras problemáticas tiene el sector?

Como industria molinera realmente la única dificultad que tenemos en este momento son los alimentos derivados del trigo que se venden en Colombia que no cumplen con la norma de fortificación expedida por el Gobierno. Existe una norma que dice que todos los productos de la cadena de derivados del trigo, es decir las galletas, las pastas y el pan deben hacerse con harina fortificada, y algunas veces entran productos importados que no cuentan con esa normatividad, entran de manera informal o ilegal y esa harina llega a las panaderías sin cumplir la norma.

A nivel mundial los países buscan abastecerse

Como comenta Pilar Ortiz, el riesgo por el conflicto entre Rusia y Ucrania podría tener impactos sobre el sector y es que, como se está viendo, ya hay algunos países que han buscado alternativas para abastecerse. Uno de los ejemplos es el caso de Egipto, país que esta semana a través de su ministro de Suministros Ali Moselhy, expresó que aunque no tienen prisa, están en conversaciones con Argentina, India, Francia y Estados Unidos para futuras importaciones de trigo. “Todos tienen que estar muy pendientes de dónde traer trigo, toca analizar la disponibilidad de trigo que haya cuando yo vaya a comprar”, resaltó Ortiz.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.