Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Federación Nacional de Cafeteros (FNC) reveló que la producción de café en Colombia en 2021 fue de 12,6 millones de sacos de 60 kilos. Esto significa una caída de 9% con respecto a la producción de 13,9 millones de sacos obtenida en 2020.

La agremiación cafetera asegura que entre los motivos para esta reducción se encuentra el cambio en el clima en algunas regiones, por lo que se mermó la producción, y los cierres y bloqueos productos del paro nacional, que comenzó en abril del año pasado y tuvo efectos negativos durante todo el segundo trimestre de 2020.

A su vez, se registró una producción de 1,38 millones de sacos en diciembre, lo que lo convierte en el mejor mes del año en términos productivos. No obstante, si se compara con el mismo mes de 2020, se contabiliza una variación negativa de 21%, teniendo en cuenta la producción de 1,74 millones de sacos que hubo en ese periodo.

De igual manera, se advierte una caída si se compara el último trimestre de 2021, tiempo en el que se produjeron 3,52 millones de sacos, con el mismo periodo de 2020, que reportó una producción de 4,34 millones de sacos. Esto, asimismo, representa una variación negativa, esta vez de 19%.

El año pasado tuvo un promedio de producción no tan malo si se tiene en cuenta que abril, que solo tuvo un rendimiento de 810.000 sacos, presentó uno de los registros más bajos desde 2018, solo superado por los meses de marzo y abril de 2020, en los que cayó la producción drásticamente por la llegada del covid-19 al país.

De hecho, fue por el paro nacional y los bloqueos que causó, que la Fedecafeteros decidió no publicar su dato de producción mensual en mayo ni en junio, acción que se hizo “tomando en cuenta que no correspondería a la producción real, dadas las alteraciones sustanciales en las variables”, había explicado la agremiación.

No obstante, expertos como Orlando Beltrán, uno de los líderes del movimiento Dignidad Cafetera, asegura que ni el cambio climático, ni el paro nacional fueron los motivos principales para la caída en la producción, sino que esta se fundamenta en la falta de apoyo a los pequeños caficultores y en la alza de los costos para producir el café.

“Aunque el paro nacional demoró el volumen de las exportaciones, de ninguna manera quiere decir que se haya interrumpido el proceso productivo del café”, asegura Beltrán. Además, sostiene que los factores más importantes para este fenómeno son “la falta de asistencia técnica, los costos de los fertilizantes, la pobreza y los endeudamientos de los pequeños productores”.

LOS CONTRASTES

  • Roberto VélezGerente de Fedecafeteros

    “El nivel de producción está muy asociado a qué va a pasar con el clima. No hemos contado con un clima que favorezca la producción de café en los últimos ocho meses”.

  • Orlando BeltránLíder de Dignidad Cafetera

    “Hay que asociar al cafetero para que, en centrales de beneficio, el café se pueda vender al exterior de manera directa, cosa que no ha promovido la Federación”.

  • Gustavo GómezPresidente de Asoexport

    "Sorprende que aún cuando la produccion cayó 10%, las exportaciones solo -1%. Esto se explica porque estamos en una situación de precios altos y presiona al mercado interno y hace que la mayor parte del café se termine exportando".

La FNC también publicó los datos de las exportaciones de café, que indican que en 2021 estas cayeron 1%, pues se vendieron al exterior 12,45 millones de sacos, cerca de 75.000 sacos menos que en 2020.

Si se analizan las exportaciones mensuales, se encuentra una reducción más acentuada. En diciembre de 2021 se exportaron 1,18 millones de sacos de café, mientras que en el mismo mes de 2020 se exportaron 1,30 millones de ellos, es decir, una disminución de 10%.

En la medida trimestral, se encontró que entre los meses de octubre a diciembre de 2021 se exportaron 3,30 millones de sacos de café, mientras que en el último trimestre de 2020 esta cifra llegó a 3,63 millones de sacos, cerca de 9% más a lo obtenido el año pasado.

Pese a que a la contracción de las exportaciones de café no es muy alta, aún no se alcanzan los niveles de 2019. El paro nacional, según cifras de la Federación, sí tuvo un gran impacto para esta estadística. De hecho, según anunciaron, en mayo de 2021 las exportaciones solo alcanzaron 345.000 sacos, el peor mes en este sentido desde marzo de 2020, en el que se exportaron 642.000 sacos.

2022 será un año con distintos retos para el sector cafetero, en el que se deberá intentar mantener o superar el ritmo de producción y solucionar los problemas que aquejan a los pequeños productores.

Alza en los costos de producción del sector agrícola

Productores del sector agrícola han denunciado altos costos en materias primas para sus producciones. En el caso del café, uno de los productos que más ha subido su valor es la urea, que se utiliza como fertilizante. Factores como los recortes en la exportación de países como Rusia y China han causado que este producto haya subido su precio drásticamente, afectando así al pequeño caficultor. “Un bulto costaba $60.000 a finales de 2020 y ahora está a más de $200.000”, aseguró Luis Pajoy, expresidente del Comité de Cafeteros del Huila.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.