Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Organizaciones que representan a los productores de café de todo el mundo se reunirán la próxima semana en Brasil en momentos en que el sector enfrenta uno de sus momentos más difíciles, con precios que apenas cubren los costos de producción y empujan a los caficultores a salir del negocio.

La ciudad brasileña de Campinas, en el sureste del estado de Sao Paulo, será la sede del Segundo Foro Mundial de Productores de Café del 10 al 11 de julio. La primera edición se realizó en 2017 en Medellín, Colombia.

Los organizadores de la conferencia mundial dicen que el principal objetivo de este año es buscar formas de mejorar la sostenibilidad económica de los productores.

“En Medellín, el objetivo era encontrar una manera de movilizar a los productores, de tener un foro coordinado para discutir nuestros problemas”, dijo Vanusia Nogueira, una de las organizadoras.

“Los precios no han hecho más que caer desde entonces, por lo que ahora debemos discutir alternativas para mejorar los ingresos de los agricultores”, dijo.

Los precios del café en Nueva York alcanzaron un mínimo de 12 años en mayo a 86 centavos por libra. Se recuperaron ligeramente recientemente, en buena parte debido a las expectativas de un invierno severo en Brasil, pero aún se encuentran alrededor de 110 centavos por libra, un nivel que muchos productores consideran insostenible.

José Marcos Magalhaes, jefe de la cooperativa Minasul y miembro del Consejo Nacional del Café (CNC), dijo que algunos de los temas que se discutirán se relacionan con la forma en que los productores de café venden sus cultivos.

“Necesitamos usar tecnología, nuevas aplicaciones para facilitar y acelerar las ventas. Los productores necesitan tener maneras de aprovechar los momentos en que los precios aumentan”, dijo Magalhães, quien también está ayudando a organizar la reunión.

Nogueira dijo que algunos países participantes sugirieron que el foro necesita discutir formas de controlar el flujo de café desde los países productores a los principales centros consumidores, pero no hubo consenso. Brasil se opone a restringir los suministros, dijo.

“El mercado del café es un mercado libre, que estaba fuera de discusión”, dijo.

Pero el organizador dijo que podrían discutirse otras iniciativas relacionadas con los precios, como establecer un valor mínimo similar al que los principales productores de cacao en África están tratando de negociar con los procesadores.

La federación colombiana de café sugirió esta semana un valor mínimo de 2 dólares por libra para el café como una forma de proporcionar rendimientos justos a los productores y evitar que los agricultores reduzcan la producción o abandonen el sector.

“Necesitamos encontrar opciones para detener esa tendencia”, dijo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.