Después de un proceso de socialización de la Dirección de Sustitución de Cultivos Ilícitos de la Presidencia de la República en los corregimientos y veredas de nueve municipios del departamento de Putumayo, se concretó la participación de 11.385 familias para la sustitución de 7.000 hectáreas de hoja de coca. El anuncio lo hizo la Alta Consejería Presidencial para el Posconflicto.

Las características del territorio brindan oportunidades para desarrolla la ganadería y cultivos de maíz, papa, cacao, arroz, ñame, ajonjolí, frijol, sacha inchi, pimienta, caña panelera y chontaduro.

El alto consejero para el posconflicto, Rafael Pardo, destacó que se trata de un esfuerzo inédito para acabar con los cultivos ilegales y propiciar la transformación del sector rural, tan afectado por más de medio siglo de conflicto. “Este es un programa que muestra avance y sostenibilidad”, agregó e invitó a las comunidades del Putumayo a avanzar en el camino trazado para cambiar la coca por productos que garantizarán la sostenibilidad económica de la región.

Los acuerdos están firmados por 6.779 familias cultivadoras de coca, 3,615 no cultivadores y 792 que hacen parte del grupo de recolectores.

El director de Sustitución de Cultivos Ilícitos, Eduardo Díaz Uribe, manifestó que las familias que suscribieron acuerdos asumieron legalmente el compromiso de levantar las matas de coca en las jurisdicciones rurales de Orito, Puerto Guzmán, Puerto Caicedo, Puerto Asís, Puerto Leguízamo, Villagarzón, San Miguel, Jardines de Sucumbíos, Mocoa, Valle del Guamuez y Piamonte, en el departamento del Cauca.

La participación de las Farc y el apoyo de las autoridades municipales, la fuerza pública y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), fueron fundamentales para consolidar todo el proceso de vinculación en el Putumayo, indicó la Alta Consejería Presidencial para el Posconflicto a través de comunicado.

El Putumayo fue considerado en la década del 90 como el departamento con más coca en el mundo. El Gobierno ha previsto programas de protección alimentaria y asistencia técnica para emprender los nuevos cultivos.