Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Sociedad de Agricultores de Colombia presentó un balance de los retos que enfrentó el sector en 2022 y la proyección para el 2023.

Los conflictos a nivel internacional y la coyuntura económica terminaron afectando indirectamente al agro. En 2022 se siguió sintiendo el impacto de la pandemia del covid-19 y del paro nacional de 2021. El conflicto entre Rusia y Ucrania originó un encarecimiento generalizado de materias primas. Aumentaron los costos de la fabricación de fertilizantes, del maíz, trigo y otros granos; al ser esas dos naciones grandes abastecedoras del
mundo.

Esto, a su vez, se tradujo en un encarecimiento de la canasta familiar en Colombia, lo cual influyó en un máximo histórico en la inflación, en gran parte jalonada por el precio de los alimentos. Este indicador alcanzó un nivel de 12% año corrido, cuando en el 2021 llegó a 5.6%.

En 2022 el dólar llegó a superar la barrera de los $5 mil, con un efecto negativo sobre las importaciones de materias primas, bienes elaborados y productos con un importante componente importado. Sin embargo, esto jugó en favor de los exportadores.

Para el sector agro colombiano el Fenómeno de La Niña significó un factor que dificultó la producción. Este originó el daño de extensas zonas agropecuarias del país y buena parte de su infraestructura de vías terciarias, con unos costos incalculables.

Pese a los retos, se alcanzaron logros este año. Esta es la percepción de algunos gremios sobre lo hecho en 2022 y lo que esperan del nuevo año.

Federación Nacional de Cafeteros

En 2022 el sector del café alcanzó registros históricos en materia económica. El valor de la cosecha llegó a $14,5 billones. En los primeros 9 meses del año el precio promedio de compra pagado a los productores superó los $2.440.000 por carga, el más alto de la historia. A octubre, las exportaciones de café alcanzaron los US$3,748 millones, 36.7% más que en el mismo periodo del 2021.

Fedearroz

Para el gremio arrocero 2022 fue el año de la recuperación en precios. Esto mejoró la intención de siembra de los agricultores arroceros a partir del segundo semestre del 2022, pese a los incrementos en los costos de producción. Sin embargo, hay que decir que, en el presente año los costos de en algunas zonas arroceras del país aumentaron hasta 40%.

Fedeacua

Para este año, el gremio acuícola calcula un crecimiento cercano a 10% en la producción. Las exportaciones superarán la barrera de los US$100 millones, para un aumento de 27%. No obstante, el precio del concentrado para la alimentación aumentó 32%. Para 2023, el gremio trabajará en la formalización, una ley de la acuicultura, y la domesticación del pez panga. Consideran que esto último puede contribuir a la seguridad alimentaria, la seguridad social, financiera y fiscal del país.

Fedepalma

Para este sector, la producción de 2022 terminará en niveles similares a la de 2021, alcanzando nuevamente 1,7 millones de toneladas. Por otra parte, considerando el buen desempeño de los precios, se calcula que el valor de la producción será cercano a $8,8 billones. En el 2023 el gremio espera continuar posicionando el aceite de palma colombiano como un producto sostenible, esto a través de la estrategia de Aceite de Palma Sostenible de Colombia.

Asohofrucol

Mediante los proyectos ejecutados por este gremio a lo largo de 2022, fue posible atender a más de 21 mil agricultores, a través de diferentes iniciativas. Estas alcanzaron un valor aproximado a $43.000 millones.

En el periodo entre enero y octubre del presente año, el sector hortofrutícola tuvo una dinámica de crecimiento significativa en la exportación de varios productos.

En términos de volumen, los productos exportados con mayor crecimiento fueron piña con 226%, gulupa con 59%, lima Tahití con 32% y uchuva con 11%. En valor, se destaca el crecimiento de piña con 72%, lima Tahití con 69%, gulupa con 19% y uchuva con 4%.

Sin embargo, el gremio identificó que se debe trabajar en mejores vías de acceso para que los agricultores
puedan sacar sus productos al mercado a un precio razonable.

¿Qué se espera en 2023 para el sector del agro colombiano?

Jorge Enrique Bedoya, presidente de SAC, considera que el próximo año será de incertidumbre para la agricultura colombiana. Esto debido a las perspectivas económicas globales y la continuidad del conflicto entre Rusia y Ucrania.

No obstante, asegura que el Gobierno tiene una enorme oportunidad para fortalecer los instrumentos que mitiguen y, que ojalá puedan resolver el impacto que ha tenido la tormenta perfecta que el agro ha vivido
en este 2022.

Para esto, Bedoya asegura que el subsidio a la tasa de interés, el aseguramiento de la producción agropecuaria, el apoyo para el costo de los insumos, la recuperación y fortalecimiento de la red terciaria, entre otros objetivos, requieren de un apoyo aún mayor del que se dio en el presente año.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.