Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Un sistema de riego sofisticado, sería la solución para gran parte de los problemas que agobian a los campesinos dedicados a la fruticultura en Santa María, uno de los 37 municipios del Huila.

Esta población, ubicada a 90 minutos de Neiva por vía terrestre, no cuenta con un acueducto en condiciones óptimas para surtir con agua a su población, ni con sistemas de riego que faciliten la producción de frutas como la granadilla, o una adecuada diversificación de cultivos.

A pesar de esta realidad, el Huila es considerado como una importante despensa agrícola para Colombia, en especial de lulo y granadilla; de hecho es el principal abastecedor de estas frutas de alto consumo.
Los distritos de riego garantizan que el agua llegue a las plantas en forma de lluvia localizada, por medio de mecanismos de microaspersión y goteo. Esta propuesta, pionera en el país, se podría implementar en zonas montañosas con características similares a las de la topografía huilense, asegura Javier Eduardo Bonilla, Magister en ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia (Unal).

En un estudio sobre recursos hídricos de la Unal, Bonilla menciona que la escasez de agua y las altas temperaturas, son algunas de las principales causas del pobre desarrollo económico de la zona occidental del Huila. Donde además, varios municipios, entre ellos Santa María, históricamente han presentado una vulnerabilidad más alta.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.