Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Hace tres semanas el presidente Iván Duque entregó $155.000 millones para atender la crisis cafetera y beneficiar a más de 500.000 familias que viven del grano. En su momento, el sector dijo que no era suficiente y ahora el Ministerio de Agricultura anunció $100.000 millones más.

Sin embargo, los cafeteros que, aunque agradecieron el aumento en los dineros que aprobó el Gobierno para solventar los problemas del sector, también han dicho que no están convencidos con el umbral que se fijó para recibir las ayudas. Según explicó el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, para el Incentivo Gubernamental para la Equidad Cafetera (Igec), “estos recursos se van a entregar hasta $30.000 por carga de subsidio cuando el precio de publicación esté por debajo de $715.00”.

Eso no cayó bien entre los cafeteros, pues según un estudio hecho en más de 2.000 fincas, realizado por la Federación Nacional de Cafeteros (Fedecafé), el valor de sacar las cargas es de $782.000, por lo que debería considerarse la diferencia de estos $67.000. Incluso hay otros cafeteros que han comentado que ese límite debería ser mayor con cargas de hasta $800.000.

El presidente del Comité Nacional y directivo de la Fedecafé, José Eliécer Sierra, comentó que “cuando le damos un subsidio de $30.000 a los caficultores, poco ayudamos, porque esto se diferencia a los $782.000 de costos de producción, margen que para una persona es algo muy alto. De hecho venimos de una semana en la que el precio de las plazas estaba en $650.000, así la diferencia de producción y venta es alta”.

El senador y exrepresentante de la Fedecafé por Risaralda, Alejandro Corrales, agregó que “hay algunas zonas del país en las que los caficultores podrían tener precios de producción inferiores al que establece el Gobierno para el subsidio, pero la gran mayoría no está bajo ese nivel por eso no hay conformismo”. A lo anterior se suma que ya hay sugerencias de que 100% de las ayudas del Gobierno deberían ir directamente al Igec.

Y es que, según lo decretado por la administración Duque, casi 80% de los dineros, es decir $203.000 millones, serán para el subsidio a la producción; luego 15% estará representado en $38.000 millones que entrarán a ser parte del programa de renovación de cafetales; y finalmente $14.000 millones (5,4%), para aliviar deudas financieras del sector. Incluso, ayer por medio de un comunicado, el Comité Directivo de la Fedecafé le pidió al Presidente “que reevalúe el activador fijado para la entrega de los recursos del Igec (…), así como el monto del incentivo mismo, de $30.000 por carga, pues estos están lejos de cubrir los costos de producción. De no hacerlo, los recursos asignados serán insuficientes para aliviar la crisis”.

LOS CONTRASTES

  • José Eliécer SierraPresidente del Comité Nacional Fedecafé

    “El tema del precio de producción aún sigue siendo un problema para todos, las ventas están muy por debajo de ese nivel y mientras eso siga no hay solución”.

Precios históricos en EE.UU.
En la Bolsa de Nueva York, el café la semana pasada llegó a niveles de US$0,90 por libra. Aunque es una de las causas de la crisis, algunos caficultores colombianos enviaron el mensaje de trabajar en mejorar la producción y hasta la presentación para lograr un mejor precio.

Por ejemplo, el fin de semana dos lotes de café colombiano, proveniente de Caldas, se negociaron a precios históricos en la feria de la Asociación de Cafés Especiales de Estados Unidos. Un primer lote se vendió a US$54 por libra, un nuevo récord en la historia de subastas de cafés de Colombia y 60 veces más que el precio de referencia en Wall Street que ayer llegó a US$0,93.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.