Buscando educar a los colombianos en café, Alejandro Ospina, fundó Camino de Café una empresa que no solo realiza experiencias de café especial en Bogotá, sino que tiene por objetivo hacer un libro de historias cafeteras para mejorar el ingreso de los caficultores al acercar la realidad de su trabajo a los consumidores. 

¿Cómo está el conocimiento de los colombianos en café?

En Colombia, cuarto país productor de café del mundo y el tercer exportador, el consumo interno de café de especialidad (el de más alta calidad), es menor al 1%, y alrededor de 20% es importado. 

¿Cuál es su estrategia educativa para los consumidores?

Creamos una serie de experiencias para educar a los interesados en café de especialidad. Iniciamos un blog y tenemos Relatos Cafeteros, una travesía por Colombia.

¿En qué consiste Relatos Cafeteros?

Es hacer un viaje por 11 departamentos cafeteros, buscando contar las historias de vida de los caficultores, para capturar el lado más humano del café en un libro. Se entrevistarán entre 30 y 40 productores. 

¿Cómo lo van a financiar?

Ya recaudamos US$1.190 mediante crowdfunding, pero la meta era US$3.000. Por eso vamos a poner un botón de donación en nuestra página web (www.travesiacoffee.com), y si las personas hacen un aporte superior a $60.000, tienen derecho al libro. 

¿Dónde y a qué precio será distribuido?

Se va a vender en barras de café de especialidad en Bogotá y de todo el país. Esperamos imprimirlo mitad de diciembre y venderlo máximo a $45.000. 

¿Por qué hacer un libro de historias cafeteras?

La mayoría de libros de café son sobre historia económica o de conocimientos técnicos. Por eso queremos hacer algo diferente. Además, el ingreso bruto de muchos caficultores es menor al salario mínimo. Queremos ayudarles a hacer contactos para mejorar su condición. 

También hacen recorridos de café ¿de qué se tratan?

Los recorridos por barras de café especial fue nuestro primer servicio. Hacemos paseos en Bogotá por tres barras, que le dan al consumidor toda una experiencia en café.

¿Cuáles son sus planes de crecimiento para el próximo año?

Nos han llamado de agencias de viaje para incluir este recorrido en sus tours. Sin embargo, la meta es tener dos recorridos por día y expandirnos a Medellín, otra de las grandes ciudades en oferta de barras de café especial.

¿Qué se define como café de especialidad?

Según el ranking de la Specialty Coffee Association of America (Scaa) que va de 0 a 100 puntos, de acuerdo al nivel de calidad un café de especialidad es el que tiene más de 80. Este puntaje se usa más que todo en subastas de café y en las barras de café especial para vender de forma diferenciada.

¿Cuánto le llega al caficultor por cada taza de café vendida?

Solo 9% del costo final de una taza le llega al caficultor.