Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las condiciones climáticas favorecen plagas como la broca, pues dependiendo de su comportamiento, se puede desarrollar y expandir en mayor o menor medida. Por eso, algo fundamental para tomar decisiones acertadas al manejar la broca es el pronóstico de clima, y sumado a esto, realizar en los cafetales la práctica del repase, para proteger la cosecha o traviesa del primer semestre de 2018.

En el Boletín Agrometeorológico Cafetero 27, que podemos consultar en la página web (agroclima.cenicafe.org), encontramos que de acuerdo con el Instituto de Investigación Internacional para el Clima y la Sociedad (IRI), seguimos con condiciones cercanas a la normalidad. 

No obstante, es importante indicar que aún se presenta un enfriamiento significativo del océano desde las costas de  Perú y Ecuador hacia su parte central. El análisis de consenso realizado por el Ideam, en conjunto con el sector agrícola, que incluye los modelos de predicción climática nacional y los presentados por los centros internacionales, predice volúmenes de precipitaciones muy cercanos a los promedios históricos para las regiones Andina y Orinoquia. Además, se espera que la temperatura media del aire esté dentro de los valores climatológicos. 

Aunque se pronostica que el clima estará en rangos cercanos a los normales, el no implementar el repase como herramienta para el manejo integrado de la broca sería un error, puesto que busca proteger la cosecha o mitaca que se está formando, evita problemas de broca, calidad y rentabilidad. 

El  repase consiste en recolectar los frutos de café secos, sobre maduros, y maduros de los árboles, y de ser necesario del suelo, una vez hayan finalizado la cosecha y la traviesa o mitaca. Un procedimiento que  también es conocido como aseo del cafetal. La recomendación de Cenicafé es hacerlo de dos a tres semanas después de realizar el último pase de cosecha que generalmente coincide con el período crítico de ataque de la broca. 

De acuerdo a las floraciones y cosecha del segundo semestre del año, el repase debe hacerse entre diciembre y enero, para proteger la cosecha o mitaca del primer semestre de 2018. Además, tiene como finalidad retirar de los cafetales el mayor  número de frutos que pueden dar albergue a la broca. Esto mediante un tratamiento adecuado del café recolectado, para evitar que las brocas regresen al cafetal.  

El café recolectado se puede beneficiar de manera normal, pero solarizando los flotes y pasillas, una práctica que consiste en depositarlas en un recipiente cubierto con plástico durante 48 horas, para eliminar los estados biológicos de la broca (huevos, larvas, pupas y adultos) mediante el incremento de la temperatura. Si los flotes y pasillas son de un volumen importante usted puede ponerlos en la helda. Esta también la debe tapar con un plástico, e incluso pude utilizar el silo, si el volumen de flotes y pasillas lo amerita. Pero en todo caso, siempre debe hacer la solarización. 

Del café recolectado en el repase se pueden obtener ingresos económicos, pues se continúa con el proceso de secado y se vende como café de menor valor comercial.   

Como práctica adicional para el repase, dentro del manejo integrado de la broca, Cenicafé investigó la canastilla como herramienta para la recolección de frutos del suelo. Esta tiene una forma elipsoidal en alambre de acero inoxidable con espacios intermedios, que gira sobre su propio eje, y un mango de madera que le permite al operario alcanzar el plato del árbol sin necesidad de agacharse, haciendo la labor de recolección de frutos en el suelo más eficiente. 

Esta canastilla ya se consigue en almacenes de insumos agrícolas, pero si requiere mayor información mejor consulte a su extensionista en el comité de cafeteros. También puede ingresar a la página web de Cenicafé (www.cenicafe.org) y consultar el avance técnico  468: “Recolección de frutos de café del suelo con canastilla, herramienta para el manejo integrado de la broca”.

La broca del café no se maneja de una sola forma. El éxito depende de la suma de las actividades que Cenicafé ha investigado para el manejo integrado. Siendo así, el repase, es fundamental para proteger la cosecha y la traviesa que está en formación, ya que de no hacerse, se podría ver afectada la calidad del café y los ingresos económicos. 

Además es una manera de recuperar frutos de café que estaban perdidos y que también podían generar ingresos adicionales. Cuando hablamos de “más agronomía, más productividad” es precisamente de la implementación de este tipo de prácticas en el cultivo que nos llevan a producir más café y a generar mayor rentabilidad. 

El repase es una herramienta fundamental para el manejo de la broca, pero hágalo en el momento oportuno y evite que la broca dañe la calidad de su café y su bolsillo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.