Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El proceso de paz y la actual etapa de postconflicto que estamos viviendo han permitido visibilizar, más que nunca, las brechas en materia de pobreza y acceso a bienes y servicios básicos en las zonas rurales. Así mismo, se evidenció que el campo ha estado desconectado de las oportunidades de desarrollo y la actividad productiva ha estado desconectada de los mercados.

Uno de los mayores desafíos del Gobierno en el post-conflicto será llevar oportunidades de generación de ingresos y creación de empleo de calidad en las zonas rurales, es por eso que a través del Servicio Público de Empleo, se puso en marcha una estrategia con enfoque regional. Esta iniciativa busca la ampliación de la cobertura territorial de las Agencias de Empleo de las Cajas de Compensación Familiar mediante la apertura de nuevos Centros de Empleo y estrategias móviles e itinerantes. 

Además, durante estos dos últimos años se han desarrollado programas de empleo rural temporal que han tenido importantes logros para el desarrollo social y productivo del campo colombiano. Uno de ellos fue en el marco del Pacto Agrario que benefició a 8.000 familias campesinas y otro que se encuentra ejecutando actualmente de manera articulada con la Alta Consejería para el Posconflicto, “Manos a la Obra para la Paz”, que pretende contratar de manera formal a 1.200 personas del sector rural.

A partir de la experiencia en el diseño y ejecución de proyectos de empleo rural temporal, el Servicio de Empleo en alianza con las Agencias de Empleo de las Cajas Compensación Familiar y con recursos del Fondo de Solidaridad y de Fomento al Empleo y Protección al Cesante (Fosfec), implementarán un nuevo programa de empleo rural temporal en el marco del posconflicto, llamado “Construyendo Paz”, que contribuirá a la generación de empleo en el campo a partir de la ejecución de proyectos de pequeña y mediana escala, intensivos en mano de obra y orientados a la recuperación de la infraestructura productiva de estos territorios. 

Este programa contará con recursos por $65.000 millones y será uno de los primeros en llegar a los territorios afectados por el conflicto armado. El objetivo de este tipo de iniciativas es consolidar los territorios evidenciando rápidamente los beneficios que trae consigo la firma del Acuerdo de Paz. 

Este programa implica un gran reto en términos de articulación interinstitucional, toda vez que los beneficiarios serán principalmente las personas vinculadas al programa de sustitución voluntaria de cultivos no lícitos de la Presidencia de la República. 

En definitiva, estos son los grandes retos y desafíos del Servicio de Empleo y su red de prestadores para llegar rápidamente con toda su oferta de servicios a las zonas rurales afectadas por el conflicto armado en Colombia.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.