Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Sus colores, sus variadas formas y la naturalidad con la que le dan vida a los espacios han hecho de las plantas suculentas una alternativa ideal para tener en casa.

Si usted es de aquellos que tiene una de estas plantas o, por el contrario, desea adquirir una y no sabe sobre sus cuidados, aquí le contamos algunos tips a tener en cuenta.

La maceta y el tipo de tierra. Para empezar es recomendable escoger la maceta adecuada para plantar la suculenta. Lo ideal será que opte por una matera que tenga un orificio en el fondo para que el agua pueda drenar con naturalidad. Seguido de esto, debe valerse del sustrato o tierra para cactus y suculentas. Es fundamental que sea este tipo porque es ligera y ayudará a que la raíz pueda crecer libremente.

Poca agua. Las suculentas son plantas que logran almacenar agua entre sus hojas, tallo y raíces, así que pueden soportar arduas sequías. No obstante, es fundamental regarlas regularmente durante los periodos de crecimientos. Debe tener presente que el exceso de agua puede terminar ahogando la planta.

Si la maceta en donde está ubicada esta planta tiene un hoyo puede ser regada entre tres o cuatro días; en cambio, si no tiene el orificio el riego deberá ser una vez por semana.

Luz solar. Las suculentas van a necesitar entre cuatro y seis horas de luz diarias. Los expertos recomiendan que esa luz sea recibida por la mañana. Es así como ubicar estas plantas cerca de las ventanas o sacarlas a recibir el sol puede traerle grandes beneficios como el de que conserven sus colores y puedan crecer.

Revisar sus hojas. Para saber si las suculentas están sanas es importante revisar sus hojas, estas deben ser fuertes y de colores vivos. Si presentan uno amarillo pueden tener exceso de agua.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.