Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Dicen los abuelos que “rara vez es mal año, en campo bien sembrado”. Es innegable que el campo colombiano atraviesa un momento en el cual deben hacerse los ajustes que permitan el ingreso a mercados cada vez más exigentes y que como consecuencia de ello, se generen dinámicas sociales y económicas que vayan reduciendo gradualmente la brecha hacia el bienestar humano en los diferentes territorios. Debemos partir de la base de que los sistemas productivos deben encaminarse al logro de varios objetivos estratégicos como el incremento de la eficiencia productiva, calidad e inocuidad, apropiándose cada vez más de los eslabones de la agrocadena y acercándose a las necesidades y demandas del consumidor final en materia de agregación devalor en los diferentes nichos de mercado.

¿De qué manera la innovación dentro del sector podría potenciar las capacidades productivas del territorio? Lo primero es reconocerlo como un universo con atributos ambientales, étnicos, geográficos, culturales y políticos, reconociendo la importancia del tejido humano como protagonista. Desde esta perspectiva el productor se convierte en un agente de cambio que reconoce sus problemas y necesidades, viabilizando su participación y adaptación a los sistemas de innovación. Dentro de los sistemas productivos de un territorio se comienzan a identificar los puntos críticos, retos y oportunidades a lo largo de las cadenas, comenzando desde la de suministro, la cual involucra todos los insumos y materias primas pasando por la producción primaria y sus prácticas de manejo y procesos. Al realizar una caracterización a lo largo de la cadena se desprenden e identifican necesidades tecnológicas, las cuales, por medio de procesos participativos, pueden encontrar soluciones innovadoras adaptadas desde y para el territorio. Estas soluciones, las cuales surgen de manera endógena, están adaptadas al entorno productivo y por tanto tienen una mayor probabilidad de replicabilidad, viabilizando su adopción dentro del sistema productivo.

Desligado casi totalmente del sector primario y responsables de la mayor proporción de agregación de valor, se encuentran los eslabones de logística, distribución y mercadeo. Es retador pensar la manera en que se podría integrar el eslabón primario y sus actores al consumidor con sus actuales demandas, vinculando nuevos conocimientos de vanguardia en TIC´s y marketing, entre otras.

El éxito de la implementación de procesos de innovación en el territorio está relacionado en gran medida con la capacidad de generación de bienestar y desarrollo a las personas que lo integran. Para tal fin, es indispensable formular metodologías claras, inclusivas y adaptadas a la integralidad del entorno y reconociendo a los productores como factores clave para la creación e implementación de propuestas. De igual manera, es necesario documentar el proceso de innovación y ubicarlo en un punto de partida que permita ir midiendo el impacto a lo largo del proceso. Por último y como uno de los mayores retos, no se debe desconocer la naturaleza humana, que por múltiples factores, ha reducido demanera dramática la confianza que es a final de cuentas el motor mediante el cual el ser humano se involucra en procesos encaminados hacia su propio bienestar.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.