Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Aunque no se descarta la presencia del Fenómeno de La Niña en lo que resta del año, la probabilidad de ocurrencia del mismo ha venido disminuyendo y el Ideam actualmente habla del 40%. No obstante, se espera una mayor probabilidad de precipitaciones por encima de lo normal en amplios sectores de la región Caribe, centro y norte de las regiones Andina y Pacífica, así como en diversos sectores del piedemonte Llanero.

Con el fin de reducir el impacto del Fenómeno de La Niña sobre la producción agrícola, el ICA ha producido, desde el inicio de las épocas de lluvia, alertas fitosanitarias para que los agricultores de todas las regiones del país puedan mitigar los impactos de esta temporada invernal, con base en las predicciones climáticas.

En la Región Caribe, donde se esperan cantidades excesivas de lluvias, el Instituto alerta que existe una alta probabilidad de que se presenten problemas fitosanitarios por complejos de microorganismos causantes de vaneamiento de la panícula en arroz y manchas foliares en cultivos de maíz, así como en frutales (mango, aguacate y guanábana). Así mismo, pueden incrementarse enfermedades como antracnosis y sigatoka en plátano y banano,   así como roya en cultivos de café.

Por su parte, en la región Pacífica se mantiene la alerta asociada a la pudrición del cogollo de la palma (PC), y adicionalmente se pueden incrementar enfermedades como antracnosis en cultivos frutales. 

Una situación similar se espera en la región Andina, donde las notorias lluvias previstas por el Ideam, pueden favorecer la incidencia y aumento en los daños causados por enfermedades como roya del café, carbón en cultivos de caña panelera y de azúcar, y gota de la papa, mientras que en otros cultivos como tomate, pimentón y cebolla aumenta la probabilidad hongos causantes de pudriciones de raíces y tallos.

En la Orinoquía las lluvias pueden favorecer la aparición de nuevos focos de la pudrición del cogollo de la palma (PC) y del mal suramericano del caucho, lo mismo que condiciones propicias para la aparición de vaneamiento en arroz, añublos y manchas foliares en cultivos de maíz. En la Amazonía se recomienda mantener la alerta sobre ataques de algunos hongos, debido al incremento progresivo de los contenidos de humedad del suelo.

El ICA hizo un llamado a los agricultores para que, donde sea posible, se genere la recolección temprana de las cosechas y evitar mayores pérdidas, en especial en frutas y hortalizas. De igual manera continuar con las podas fitosanitarias para mejorar las condiciones de aireación de los cultivos, destruir residuos de cosecha y aplicar las recomendaciones de los técnicos.

En el caso del ganado es importante la limpieza de los corrales, evitando que se formen charcos con la entrada de lluvias y convertirse en fuente de infecciones y microorganismos. 

Un Seguro agropecuario

Para protegerse de pérdidas por La Niña, se debe recurrir al seguro agropecuario, que el Gobierno está subsidiando hasta con  80% del pago de las pólizas. Se amparan las pérdidas de rendimiento o pérdidas totales, heladas, inundaciones, vientos fuertes, granizo, deslizamientos y avalanchas, con lo cual se puede proteger y garantizar la producción de los agricultores.

Las opiniones

Rafael Hernández
Presidente de Fedearroz

“El cultivo del arroz se afectaría si se registra desbordamientos de ríos que causen daños en las bocatomas de los distritos de riego, a pesar que este es cereal es una planta semiacuática”

Jorge Bendeck
Presidente de la Federación de Biocombustibles

“El Fenómeno de El Niño afectó la producción del aceite de palma. La llegada de las lluvias nos genera incertidumbre porque si son muy intensas podría afectar los cultivos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.