Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) declaró que Colombia ya es un país libre de Newcastle, una enfermedad que afecta a las aves de corral e incluso les puede causar la muerte.

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) vienen trabajando desde hace más de 10 años para erradicar la patología del territorio nacional a fin de poder exportar los productos del sector avícola; así pues, con el certificado se podrá llegar a mercados como el de Estados Unidos, Japón o Asia, y se espera que se pueda sacar la primera carga al exterior para finales de este año.

Según Jorge Sosa Franco, responsable nacional de los programas sanitarios aviares del ICA, el primer país en recibir los productos nacionales sería Estados Unidos, dado que ya se venía trabajando con antelación en los tramites necesarios. Lo anterior, de la mano del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda Aphis, por sus siglas en inglés).

“El mercado norteamericano fue el que apalancó todo el proceso, ayudó en el tema de gestión de recursos públicos y es el que más tiempo lleva en la mira de los productores de pollo principalmente. Sin embargo, el mercado asiático resulta muy atractivo por la cantidad de personas que ahí habitan. Japón, por ejemplo, es un país que tiene negociaciones muy adelantadas y se aspira a tener un acercamiento más importante con China. Hay esperanzas de que se pueda lograr exportar este año, pero habrá que ver cómo avanza la recuperación del sector”, dijo Franco.

LOS CONTRASTES

  • Deyanira Barreto Gerente general del ICA

    “Este año recibimos una adición presupuestal, de la cual destinamos cerca de $11.000 millones para acelerar los trabajos que se requerían y para las actividades de los próximos tres años”.

Gonzalo Moreno, presidente de Fenavi, afirmó que el paro nacional y los bloqueos en las vías sí han retrasado el proceso de exportación, pues se esperaba llegar a Japón este año, pero con la muerte de más de 14 millones de aves, no se sabe si se logrará esta meta. En cuanto al producto a exportar, Moreno dijo que se trataría de pollo procesado pues competir con el ritmo y el tamaño de la industria avícola de Estados Unidos es difícil. Así las cosas, apuntan a productos que escaseen en otros mercados y aquellos que sean más económicos de producir en suelo colombiano que extranjero.

“El pollo no se puede ver completo, hay unas partes con mayor valor en otros mercados, por ejemplo las alas. Hoy no hay suficientes alas de pollo en Estados Unidos para atender el mercado interno. Ahí tenemos una gran oportunidad y lo único que nos faltaba para llegar allá es este certificado”, explicó.

Agregó que hay otro nicho de mercado, los productos listos para comer, que son más económicos de hacer en Colombia y se cuenta con la infraestructura.
En abril el sector alcanzó las 145.854 toneladas de pollo y las expectativas de mercado respecto al número de granjas avícolas crece de manera vertiginosa. De lograrse la exportación, se estima que en la primera fase de operación se logren negocios por US$560 millones que se podrían duplicar una vez Colombia se consolide en el mercado internacional.

Para mantener este estatus sanitario, el ICA ha dispuesto de $11.000 millones para los siguientes tres años que se destinarán a trabajos de monitoreo y control en granjas.
*Invitada por el ICA

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.