Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La acuaponía es una técnica que ofrece un sistema sostenible que puede combinar las características de la acuicultura tradicional junto con las del cultivo hidropónico moderno. Estos dos son elementos fundamentales que sirven para poder criar animales acuáticos a la vez que se cultivan plantas.

En el proceso de la producción se generan desechos de la cría de peces y estos se pueden acumular en el agua y utilizar en sistemas cerrados como los usados en los sistemas de acuicultura tradicional.

De esta manera, la acuaponía ha venido tomando terreno en los sectores de la agricultura sostenible en el mundo, tanto así, que se ha empezado a implementar de forma industrial para la producción y exportación de plantas como la lechuga y el tomate cherry.

De acuerdo con Mario Colorado, del centro de Biotecnología del Sena, esta técnica ya ha sido estandarizada por la Organización de las Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO) como una manera de mejorar la seguridad alimentaria del mundo.

Toda vez que, según el experto, la técnica es de bajo costo y se puede realizar en espacios pequeños como los hogares o las huertas que facilitan la producción de alimentos.

Otro de los beneficios de este proceso es que permite la reutilización de aguas no aptas para el consumo humano, como lo son aguas lluvias o aguas estancadas en techos, afirmó Colorado.

En esa misma vía, la acuaponía permite reducir la huella hídrica de los procesos de producción ya que con sistemas de riego tradicionales las plantas aprovechan solo 20% del agua suministrada mientras que con la implementación de esta técnica las plantas aprovechan casi 100% de los líquidos, permitiendo así una recirculación y reutilización total del recurso hídrico usado en las diferentes áreas del proceso.

Finalmente, la acuaponía permite obtener beneficios como la reducción de la contaminación generada por la producción y un rendimiento superior al de los cultivos netamente hidropónicos, debido a la constante fertilización impulsada por la acción de los peces.

En esa misma línea, la técnica permite una reducción total del uso de agentes químicos ya que todos los elementos vitamínicos son producidos en el mismo ecosistema y una crianza más sana para los peces.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.