Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El 2020 fue el año en el que la agricultura y la agroindustria demostraron que son más que necesarias y que traen rentabilidad porque la demanda de alimentos es creciente a nivel mundial. Es por esto, que quise revisar a fondo con mi junta directiva, lo que ha hecho Perú para que las lecciones aprendidas sirvan en Colombia, como siempre ha sido mi enfoque, poder replicarlo como un efecto demostrativo.

Una vez escuché la frase que decía: “mientras Colombia va por la ruta de la agricultura en Chiva, Perú va en esa ruta en avión”, demostrando lo hecho por Perú en tan solo las dos últimas décadas, porque Perú, es hoy en día productor y exportador de aguacate, mango, uvas, arándanos, espárragos, café, banano, mandarina, cacao, granadas, quinua, y alimentos congelados y en conserva, habiendo crecido del año 2000 a 2020 en más de 1.000% y siendo exportador al corte de 2020 de 8.000 millones dólares valor FOB.

Sus mercados de destino principales son EE.UU., Países Bajos, Hong Kong, Canadá, China, Reino Unido, España, Francia, entre otros; generando así gran reconocimiento a nivel mundial como potencia productiva y exportadora; por lo que podemos afirmar que Perú es nuestro vecino rico a punta de alimentos.

También ha demostrado que el crecimiento interno es fundamental, que el desarrollo se da con la generación de empleo directo e indirecto y que se puede desarrollar la política de flexibilización laboral pagando jornales diarios y por horas con seguridad social, logrando así formalizar la agricultura.

Otra cosa muy bien hecha por el vecino fue entender que el camino del Estado es con la oferta de bienes públicos específicamente en vías, distritos de riego, conectividad, acceso a mercados, apertura total a la inversión en transferencia de tecnología con adaptación, protegiendo el medio ambiente y entendiendo que la importación de materiales vegetales y animales mejorados, acorta caminos, logrando aumentar la productividad y competitividad.

Hoy Perú mira con ojos de deseo a Colombia porque tenemos tierras aptas improductivas, mano de obra y somos un país tropical que se convierte en contra estación para poder aportar una oferta de productos permanente. Así que nuestra decisión es abrir la puerta a la experiencia para mejorar los niveles de productividad y competitividad que son el camino para cerrar la brecha de la pobreza y el desempleo rural, logrando escalar así los peldaños de la medición del índice de competitividad global; donde hoy Colombia ocupa el puesto 57 según el informe del Consejo Privado de Competitividad de 2020.

Lo que sí debemos aprovechar es que los peruanos quieren aprender algo de nosotros y es la estrategia para involucrar a los pequeños productores, no han logrado el modelo de inclusión y equidad, razón por la cual, están invitando a replicar la experiencia de la Corporación Colombia Internacional (CCI); el trabajo de empoderamiento de la base de la pirámide, la estrategia MACS “Modelos Agroempresariales Competitivos y Sostenibles” propia de la CCI con su acompañamiento integral, viviendo y conociendo a los productores con cifras medibles y en ascenso aportan a la solución de la problemática de deficiencia y no inclusión.

Para 2021 se deben combinar las experiencias de ambos países, así lograremos un gana gana, pero sí y solo sí, con factores de desarrollo social e incluyente, en especial, vinculando a las mujeres rurales que en la mayoría de las regiones colombo peruanas han sido violentadas, maltratadas, alejadas del desarrollo y menospreciadas en sus habilidades. ¡La oportunidad es hoy!

*Adriana Senior Mojica
Presidente Corporación Colombia Internacional

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.