Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Pero para el ministro no ha sido fácil. El contrabando, la revaluación, las caídas en los precios, las amenazas de los TLC, la ola invernal, sacuden a un sector históricamente protegido. El gran pecado, no solo del ministro sino de todo el equipo económico de Santos ha sido ceder y otorgar subsidios ante dichas amenazas con lo que solo consiguen apagar incendios. Su acierto, sin duda, es volver irreversible la ley de víctimas y restitución de tierras.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.