Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El fenómeno se ha vuelto una amenaza de grandes proporciones, y es que la tasa de cambio, que ha propiciado un aumento desmesurado de las importaciones de productos agrícolas a bajo costo, ha traído consigo un evidente deterioro en los ingresos de los empresarios nacionales.
El clamor de los productores, empresarios y el Gobierno, por una mayor intervención del Emisor no ha tenido efectos y su repercusión ya le pasó factura al crecimiento del PIB agropecuario reportado por el Dane para el 2012, que apenas fue del 2,6%.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.