Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con los incidentes diarios a causa de la temporada de lluvias, la pregunta es ¿Cuándo dejará de llover?. Y la respuesta, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) no es del todo alentadora.

Según explica su último reporte, el primer trimestre enero-marzo, tendrá precipitaciones superiores a 20% y 30%, principalmente, en Arauca, Casanare, Meta y Vichada. Y los excesos promedio estarían entre 10% y 20%.

La autoridad meteorológica asegura que enero es “uno de los meses que conforma la temporada de menos lluvias del año, en gran parte del país: sobre la región Andina, el oriente de la región Caribe y la Orinoquía”, pero la región Pacífica y el trapecio amazónico sí tendrían los incrementos mencionados.

Con corte al 17 de enero, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) reporta que hay más de 66 municipios en alerta roja por condiciones hidrológicas, y 148 entre moderada y alta por deslizamientos.

Un primer respiro llegaría en febrero, pues el Ideam espera que los valores estén sobre promedios normales, con una contracción mayor en la región Caribe y los llanos orientales.

“En el sur de la región Andina disminuyen los volúmenes de precipitación respecto al mes anterior, pero es normal que se sigan presentando algunas lluvias en el centro de la región, especialmente sobre el Eje Cafetero” precisa en su informe.

Para el caso de la Amazonía, sería el mes en el que se presenten más lluvias, principalmente en el trapecio amazónico y el piedemonte de Putumayo, la misma tendencia se vería en la región Pacífica con valores máximos al oeste del departamento del Cauca.

Sin embargo, en mazo volverían las lluvias. Si bien, el Ideam espera que se mantengan sobre niveles normales para la temporada, recalca que se trata de un mes de transición entre “e la primera temporada de menores precipitaciones del año y la primera temporada lluviosa - centrada en abril y mayo - para la región Andina”.

Siendo así, las lluvias en la región Andina, que vendía de un febrero tranquilo, aumentarían incluso respecto a los niveles obtenidos en enero.

Para el tercer mes del año, el reporte también prevé que “en la región Pacífica persisten lluvias abundantes y tienden a ser ligeramente mayores con respecto a febrero. La Amazonía y Orinoquía colombiana presentan un incremento gradual en los volúmenes, de sur a norte”.

El momento de usar menos paraguas empezaría, entonces, en mayo, justo antes de iniciar el segundo semestre del año, según estima el meteorólogo Daniel Useche.

“Es probable que para el trimestre febrero-abril se observe una transición hacia condiciones neutrales, que podrían establecerse durante el trimestre marzo-mayo con una probabilidad de 82%”, añadió.

Por ahora, cifras de la Ungrd muestran que más de 10.600 personas han resultado afectadas y unas 428 viviendas estarían averiadas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.