Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reconociendo la importancia de tomar acciones para mitigar el cambio climático, Procter & Gamble anunció que esta década reducirá sus emisiones de carbono en 50% e incorporará un portafolio de soluciones climáticas naturales, lo que le permitirá compensar las emisiones de los próximos 10 año y entrar a la década de 2030 con operaciones catalogadas como carbono-neutrales. Para esto, la compañía estima que deberá balancear 30 millones de toneladas métricas de carbono entre este año y 2030.

Para avanzar en ese objetivo, la empresa mantiene los objetivos de reducción de 50% en la emisión de GEI y la compra de 100% de energía renovable para 2030, y está trabajando en el desarrollo de proyectos relacionados con energías renovables, principalmente eólicas, solares y geotermales, para acelerar la transición energética.

David Taylor, presidente ejecutivo de P&G, dijo que "el cambio climático está sucediendo, y debemos tomar acción ahora”, y agregó que "al reducir nuestra huella de carbono e invirtiendo en soluciones climáticas naturales, podremos ser carbono-neutrales en nuestras operaciones en la década que entra, así protegeremos los ecosistemas vulnerables y comunidades alrededor del mundo”. 

La empresa anunció que se asociará con la Organización de Conservación Internacional y WWF para patrocinar proyectos encaminados a la protección, mejora y restauración de ecosistemas críticos. Además, señaló que apuntará a confiscar más carbono, con el propósito de entregar no solo beneficios ambientales, sino también socioeconómicos.

El presidente ejecutivo de WWF, Carter Roberts, dijo que "hemos trabajado con P&G para avanazar en el progreso de la mitigación cambio climático y salvaguardar bosques por más de una década, el rango acción de su negocio significa que pueden entregar unos resultados en una escala que realmente importa”, y agregó que "el anuncio de hoy marca un progreso adicional al colocar el foco en el rol y  la importancia de preservar la naturaleza, no sólo al reducir las emisiones de carbono, sino al proveer servicios y recursos que permiten mantener la vida en la tierra. Estamos entusiasmados por trabajar con P&G para alcanzar estos nuevos compromisos de la década que entra.”   

Sobre sus productos, P&G señaló que 85% de sus emisiones vienen del uso que les dan los consumidores. "Más de 60% de la huella de carbono de nuestros detergentes para ropa, se encuentra en la fase de uso del consumidor, relacionada en su mayoría con la energía utilizada para calentar el agua. Ariel y Tide han estado optimizando sus fórmulas de detergente para ser más eficientes aún en temperaturas bajas". Además, la empresa viene trabajando en procesos de educación al consumidor sobre los beneficios de los ciclos de lavado de baja energía.

“Nuestro rol como líderes es hacer posible un estilo de vida bajo en emisiones, que sea accesible y deseable para todos”, dijo Virginie Helias, vicepresidente de sostenibilidad de P&G, quien agregó que “es nuestra responsabilidad proteger las reservas de carbono críticas e invertir en soluciones que regeneren nuestro planeta. Los consumidores quieren ayudar a mitigar el cambio climático. Como compañía, tocamos las vidas de 5 billones de personas con nuestras marcas, y estamos trabajando por hacer una diferencia todos los días al incentivar un consumo responsable con productos que sean efectivos e intuitivos para adoptar hábitos de consumo que emitan menos gases”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.