Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

México es el segundo destino de exportación de la agroindustria de palma de aceite colombiana. En 2016 se comercializaron a este país 269.437 toneladas del producto. Agronegocios habló con José Luis Pérez, presidente ejecutivo de la Federación Mexicana de Palma de Aceite (Femexpalma), sobre el crecimiento del cultivo en el territorio y la necesidad de esta materia prima para el desarrollo de su industria.

Con solo 100.000 hectáreas sembradas, ¿cómo está México con en producción de palma?
México no es exportador de aceite. Nosotros somos importadores ya que producimos solo 20% de nuestras necesidades. El otro 80% viene de Colombia, Ecuador, Costa Rica y Guatemala.

¿De dónde traen la mayor cantidad de aceite?
Nuestro principal vendedor es Guatemala, le sigue Costa Rica, Colombia y Ecuador.

¿Por qué no importar de Malasia o Indonesia?
Es por los fletes. Hemos encontrado que es mejor arreglar con brokers en lugar de tratar directamente con países de Asia.

¿Cómo reducen los costos del transporte?
En las operaciones con Asia  hay que comprar buques completos. Por eso a través de los países latinoamericanos hacemos rutas de cabotaje que nos permiten tener un aceite más competitivo.

Con una industria fortalecida ¿cómo está su producción de transformados?
Somos un país que tiene aplicaciones químicas y alimenticias. Contamos con empresas mexicanas y transnacionales que transforman el aceite crudo de palma para producir alimentos de consumo nacional.

¿Qué representan para su mercado los productos elaborados con aceite de palma?
México tiene una población de 125 millones de habitantes por lo que el mercado de alimentos a nivel interno es importante. También producimos materias primas y alimentos terminados para Estados Unidos.

¿Qué tantas ganancias les dejan las exportaciones? 
El valor de nuestra actividad durante el año pasado rondó los $1.083 millones mexicanos.

¿Cómo han enfrentado la mala propaganda que le han hecho al aceite de palma?
A México llegan las tendencias estadounidenses donde se ataca el aceite por la nutrición. Nosotros hemos traído expertos en grasas y aceites, para explicar las razones de lo recomendable de tener un balance entre grasa saturada e insaturada.

¿Hay alguna estrategia para diferenciar el aceite regional?
La idea es diferenciarnos del aceite asiático porque nuestro contexto es muy distinto. Muchos de los argumentos con los que atacan no nos corresponden.

¿Cuál es la perspectiva de crecimiento para este año?
En México hemos tenido un crecimiento de 6% sostenido anual. Esperamos que este año sea un poco mayor ya que tenemos plantaciones jóvenes que están entrando en etapa productiva. Por lo que esperamos cerca de 8% o 10% de crecimiento

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.