Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En términos ambientales y de dinámica de los ecosistemas, las lluvias benefician a los ambientes acuáticos tanto marinos como continentales por el aporte de nutrientes. En ese sentido, Nicolás Del Castillo director general de la Aunap destacó que por ejemplo, una laguna costera como La Ciénaga Grande de Santa Marta recibe el aporte de múltiples afluentes y de escorrentías que son generadas por las lluvias, estos aportes crean condiciones idóneas para la proliferación de fitoplancton, seguidamente de peces filtradores que se alimentan del fitoplancton y por último los depredadores que en su mayoría son aprovechados por la actividad pesquera”.

Por ello, Agronegocios le presenta algunos aspectos claves sobre cómo se benefician los pescadores con la temporada de lluvias.

Predomina el bagre, el pargo y la pelada
De acuerdo con Del Castillo, durante la temporada de lluvias en el país las especies que más predominan en la pesca continental son el bagre, el bocachico, nicuro y el capaz. Entre tanto, en la pesca marina durante las lluvias lo que más pueden encontrar los pescadores es pargos, peladas, corvinas, burique y cojinoa jurel.

La Guajira y Tumaco entre beneficiados con la lluvia
De acuerdo con la información del director general de la Aunap las zonas que más se benefician con la temporada de lluvias son, “en la parte marina: Caribe: Guajira. Bolívar, Golfo de Urabá y en el Pacífico: Tumaco, Buenaventura y Guapi. En la parte continental todas las cuencas se benefician por el aporte de lluvias”, indicó.

En el mar la productividad puede subir hasta 10%
Según Nicolás Del Castillo, en el mar, las lluvias favorecen la productividad, la cual podría crecer en 5% y hasta 10%. Sin embargo, en la parte continental esto no es así, cuando los niveles de los ríos y espejos suben demasiado, las artes de pesca no se vuelven efectivas y los pescadores no tienen posibilidad de hacer capturas.

LOS CONTRASTES

  • Nicolás Del CastilloDirector general de la Aunap

    “Un exceso de lluvia puede dificultar la navegabilidad de los pescadores y a su vez estos pueden corren el riesgo de perder sus métodos de pesca”.


  • Giovany Walter Ibañez PradaDocente producción animal U. San Martín

    “En el caso de los estanques la lluvia puede reducir la temperatura y el pH de estos ocasionando aumento de la morbilidad y mortalidad consecuente".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.