Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las emociones de los animales guardan relación con la calidad de su carne y su producción alimentaria. Diversos estudios constatan esta realidad, entre ellos el publicado por la Universidad de Wageningen, en Holanda.

Es así, como un ganadero turco recurrió a la inteligencia artificial para dotar a sus animales de un entorno agradable y que de esta manera aumentaran su producción lechera lo cual le dio buen resultado.

Según el granjero Izzet Koçak, citado por la agencia de noticias Anadolu, “las gafas son emocionalmente buenas para los animales, notamos que están menos estresados. Esto se refleja tanto en la producción como en la calidad de la leche”.

La familia de Koçak se ha dedicado a la crianza de ganado en granja durante tres generaciones, negocio que se ha logrado mantener gracias a que ellos se mantienen al día en las técnicas de producción.

Dos de sus reses llevan gafas de realidad virtual y, de este modo, observan un inmenso pasto verde y soleado todo el día, en vez de en un establo o un lugar más cerrado. Los animales no se crían en la naturaleza, pero sus ojos envían al cerebro una información equívoca que, al parecer, les relaja. Tanto, que alejadas del estrés generan más leche.

Su producción diaria aumentó de 22 a 27 litros al día por vaca, lo cual corrobora la tesis de que el entorno afecta al bienestar animal y condiciona aspectos tan primarios como la lactancia. El ganado no solo dio más leche sino que esta era de mayor calidad, señala la agencia de noticias.

La idea surgió a raíz de un proyecto previo desarrollado por el Ministerio de Agricultura de Moscú en 2019. Con ayuda de veterinarios, el Gobierno ruso desarrolló unas gafas VR adaptadas a la cabeza y la visión de las reses con el objetivo de aumentar su producción. Al enterarse de que existía esta posibilidad, Koçat no dudó en implantarla en su ganadería, en donde ya había instaurado otras rutinas, como el uso de música relajante.

La empresa que desarrolló el producto en Rusia le facilitó dos ejemplares y ahora adquirirá otras diez. Su idea es implantar paulatinamente este, por ahora, original sistema hasta lograr que los 180 animales que posee se beneficien de él.

La artificial vida en verde de las reses cuenta aún con banda sonora puesto que la música contribuye a su bienestar. Lo avala el chip que el granjero ha instalado en sus tobillos, un dispositivo a través del cual analiza su estado de ánimo.

Se recuerda que en 2019 el Ministerio de Agricultura de Rusia publicó un comunicado donde explicaba cómo una granja en la región de Moscú probó un prototipo de gafas de realidad virtual para mejorar las condiciones de crianza de las vacas.

De acuerdo con el organismo, los auriculares se desarrollaron para ajustarse a las cabezas de las vacas y bajo el principio de que perciben mejor los tonos de rojo que los tonos de azul y verde. Incluso se contrató a diseñadores de realidad virtual para crear un programa único de simulación de campo de verano que los animales disfrutaran.

De acuerdo con el comunicado, una primera prueba de los auriculares mostró una disminución en la ansiedad y un aumento en el estado de ánimo emocional general de la manada.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.