Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los sistemas silvopastoriles gracias a los notables resultados que alcanzan en materia de recuperación de la productividad y de recuperación de la biodiversidad se han convertido en un modelo de referencia internacional. La aplicación de estos modelos permite mejorar las áreas compactadas e incluir las que no eran productivas en las fincas ganaderas.

Según reseñó Fedegán a través de su portal, los sistemas silvopastoriles permiten alcanzar beneficios como: eficiencia, ya que es un esquema supremamente óptimo para la producción de carne y de leche; mejoramiento de la producción porque se logra una mayor oferta forrajera y de mejor calidad a lo largo del tiempo, es decir, a lo largo de todo el año y en épocas de invierno o de verano, no atacan tan fuerte dicho esquema.

Así mismo, este modelo permite cobertura arbórea, pues se logra sembrar árboles maderables y proteger el suelo; captura de carbono con el crecimiento tanto de pastos como de forrajes; conectividad de la tierra y del suelo con escarabajos y otros elementos vivos, importantes para la reestructuración del suelo y la generación de materia orgánica y además organiza los ciclos de los diversos parásitos internos y externos.

De igual forma, permiten alcanzar el bienestar animal. El bovino en este esquema está más tranquilo, fresco por efecto del ordenamiento y la distribución de la temperatura.

Estos sistemas además cumplen una doble función, permiten ejercer la ganadería, y por otro lado, liberar áreas de conservación de  los recursos naturales y medio ambientales y por otro lado, logran alcanzar una variedad de oferta forrajera ya que incorpora pastos mejorados y arbustos forrajeros para las zonas frías, medias y bajas e igualmente para los diferentes tipos de suelos.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.