Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Aunque la carne bovina y los despojos alcanzaron un récord de exportaciones durante 2021, llegando a US$247,7 millones, con un aumento de 124% frente al año anterior, cuando el valor ascendía a US$123,3 millones, las diferentes presiones inflacionarias por cuenta de la guerra de Ucrania y el alto costo en los insumos para el agro ha incrementado el precio de esta proteína y de los productos de la industria láctea.

En Inside LR, José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegan), hizo una radiografía general del sector ganadero y explicó por qué es clave mantener las exportaciones de bovinos en pie y de carne para la industria y el agro.

¿A qué factores obedece el incremento en los precios de la carne durante el último año?

Hay que decir varias cosas; lo primero es que es una tendencia a nivel mundial, un país tan ganadero como Argentina tiene inflación de carne en el año corrido de 57%, mientras que en Colombia ha sido de 23% con el paro nacional, por supuesto que ha habido un incremento del precio de la carga, pero es derivado de las dinámicas internacionales más que de otra cosa.

A lo largo del año el precio del animal vivo, sea vaca o novillo, se le paga al ganadero 14% o 15% menos. De acuerdo al dato del Dane, en el primer semestre observamos que el incremento del precio de la carne estuvo en 3,9%; es decir, alguien se está quedando con cerca de 18% del valor que están pagando los consumidores finales.

La SIC tiene que actuar con los diferentes instrumentos que tienen las alcaldías municipales para que el valor de la carne, que es un producto tan importante en la canasta familiar, tenga una relación directa de lo que paga el consumidor frente a lo que cuesta realmente el animal vivo.

¿Qué tanto afecta el proyecto de ley ya en el Congreso que busca prohibir la exportación marítima de animales en pie con fines de consumo?

En una economía de mercado prohibir no es la solución, se puede reglamentar, si el problema es un tema de bienestar animal, para eso están los protocolos internacionales, para que Colombia los adopte.

También hay que ver el impacto que eso puede tener en la cuenta corriente de la balanza de pagos. Yo hablé con el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, a propósito del desajuste que ha venido teniendo de tiempo atrás, entre otras cosas por las importaciones de bienes agroalimentarios como el maíz, la balanza comercial que tuvo un desajuste de cerca de US$14.000 millones y que venía compensando con la cuenta de capitales para no tener un déficit muy alto.

El año pasado Colombia terminó teniendo un incremento muy importante como consecuencia de la pandemia en lo que tiene que ver con los mayores empréstitos, el país tiene que hacer un gran esfuerzo por sustituir aquellas importaciones de bienes, pero incrementar las exportaciones de otros productos como la carne y del ganado que han venido creciendo en los últimos tres años.

El impacto que tuvo en las exportaciones de carne el mercado ruso alcanzó US$70 millones en 2021 y este año no alcanzan a US$19 millones. Solo en la medida en que los envíos al exterior de animales en pie se mantenga firme como van, podría Colombia tener US$500 millones en exportaciones, un tema clave para cuenta corriente de la balanza de pago y evitar así una crisis cambiaria.

¿Cómo está la industria en materia exportadora?

Colombia es la potencia número 11 en hato ganadero, tiene 30 millones de cabezas. Durante 2021 dimos un salto cualitativo, se exportaron 57.000 toneladas de carne, un total de US$247 millones, y se exportó casi la misma cantidad de animales en pie 247.000 animales, para un total de US$151 millones.

Este año, solo se han exportado a junio 18.000 toneladas de carne, un total de US$80 millones, en cambio se han exportado 248.000 animales en pie, que equivalen a US$200 millones; es decir este año estamos exportando más animales porque se cayeron las exportaciones de carne luego de que se cayera el mercado de Rusia.

¿Por qué no baja el precio de la carne si ha caído el costo de los animales en pie?

Lo que ha venido sucediendo, a propósito de los buenos precios, es que cada día hay más terneros y más animales para sacrificio, aquí nunca ha habido problema de abastecimiento interno, por el contrario, aquí no solo podemos atender el mercado interno, sino que exportamos 8% o 9% del total de lo que es a tasa de extracción.

Lo que algunos frigoríficos pretenden es comprar más barato para seguir vendiendo más caro, el país lo tiene que entender así para evitar falsos cuestionamientos que no van a beneficiar al consumidor final sino los balances de esa compañía.

¿Cómo hacer el ganado colombiano más competitivo en el plano internacional?

En la ganadería el factor crítico más importante de éxito es cuantas crías tiene una vaca; si tiene una al año es una vaca excepcionalmente buena. Una vaca tiene una cría cada dos años en Colombia. Si no mejoramos ese factor estamos fritos.

Estamos esperando que EE.UU. nos abra su mercado, que vendrá una comisión de ese país 16 años después de firmado el TLC a hacer una inspección de sanidad el 12 de septiembre. Colombia ya está en mercados exigentes como Chile.

El perfil

José Félix Lafaurie es ingeniero civil de la U. Javeriana con máster en Economía. En el sector público ha ejercido cargos como viceministro de Agricultura y ministro encargado de la misma cartera y asesor de Hacienda Pública en la Cámara de Representantes; antes de llegar a Fedegan fue director-fundador de la Corporación Autónoma Regional del Cesar (Corpocesar); coordinador ejecutivo del Comité de Rehabilitación y Promoción del Desarrollo del Cesar y gerente general del Instituto del Seguro Social, Seccional Cesar.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.