Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Asistir a una competencia de caballos en cualquier disciplina es una de las grandes diversiones para los amantes de equinos, pero detrás del espectáculo existen preparaciones previas que permiten que un caballo tenga mejor rendimiento y haga disfrutar a sus espectadores. 

Los caballos de competición no se preparan uno o dos días antes de la competencia, sino que es un proceso que viene de todo el año y así mismo sucede con la alimentación, este es uno de los aspectos más importantes al momento de la preparación, Adriana Valencia, Médica Veterinaria con experiencia en Nutrición de Equinos, afirmó que se tiene sometido al caballo a un régimen de entrenamiento pero además de alimentación desde tiempo atrás. 

Respecto a la dieta que tienen los caballos de competencia la doctora Valencia explicó que está conformada básicamente por forrajes (que son el heno o el pasto verde consumidas a voluntad junto con el agua) y además, tienen entre dos o tres porciones de grano al día que refuerza proteínas, minerales y energía. 

Se debe tener en cuenta que los caballos no se pueden montar o hacer ejercicio hasta después de 45 minutos de reposo para que no se produzcan cólicos o alteraciones en el estómago como lo afirmó Adriana, y adiciona que la alimentación debe ser constante (todos los días debe darse, no alternando o un día de por medio). 

Respecto a los ejercicios que se hacen previos a la competición Agronegocios habló con Mauricio Bermúdez, dueño, criador y jinete del centro ecuestre de alto rendimiento Haras del Marques para explicar todo el proceso que se lleva a cabo antes de la competencia. 

Bermúdez aseguró, al igual que la doctora Valencia, que este es un entrenamiento de todo el año en el que los caballos sólo descansan los lunes y dos semanas más (que depende de la hacienda). 

Antes de entrenar el caballo y el jinete se alista respectivamente con la indumentaria, para después pasar a la pista y hacer los ejercicios. En la pista, en primer lugar, se lleva a cabo el desprendimiento que según lo explicó Bermúdez consiste en una caminada suave en la que el caballo va irrigando sangre a cada uno de sus músculos y va acomodándose para poder estar preparado para la competencia, que después se convierte en un trote más rápido para pasar al galope. 

Mauricio explicó que el entrenamiento del caballo de deporte se divide en tres fases: trabajo en plano que abarca doma y el adiestramiento que son para fortalecer los músculos, la segunda fase que es resistencia y por último, el salto que es la realización de los ejercicios, y el tiempo de calentamiento puede oscilar entre 15 o hasta 20 o 45 minutos que pueden necesitar los equinos para calentar. 

Lo que debe saber del caballo

Mauricio Bermúdez es jinete desde los ocho años y afirmó que es un deporte que debe iniciarse desde la más temprana edad. Cada caballo tiene su jinete y no debe ser montado por otro por el vínculo que tienen uno con otro. Otro aspecto importante es que después del entrenamiento se lleva al caballo para la ducha, la limpieza y la peinada. El tipo de alimento en los caballos se va ubicando de acuerdo al tipo de caballo, el temperamento y el trabajo que esté realizando. 

Las opiniones

Mauricio Bermúdez 
Dueño y jinete de Haras del Marques

“el desprendimiento es un trabajo al paso, después va al trote y después al galope, haciendo que la musculatura del caballo se irrigue totalmente”.

Adriana Valencia 
Médico Veterinaria/ Nutrición en Equinos 

“La base de la alimentación de los caballos es pasto y heno, y algo que no es sano para el caballo es darle media paca de heno y ocho kilos de grano”. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.