Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según un estudio realizado por Alejandra Zúñiga, zootecnista de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) sede Palmira,  señaló que la harina de origen animal posee un mejor aporte nutricional ya que cuenta con mayor cantidad de proteína, energía y aminoácidos que aquella obtenida a partir de vegetales.

Por ello, la investigación dio como resultado que después de alimentar por 23 días a pollos de engorde con harina de pez guppy, el peso alcanzado por los pollos fue de 4,4 kilogramos en canal, frente a los 4,5 que se logran con el concentrado comercial, cuyo precio puede resultar alto para pequeños productores.

Para comprobar los resultados de la harina, se trabajó con cuatro grupos de pollos en etapa de engorde, desde el día 23 de su nacimiento hasta el día 45. Mientras el primer grupo fue alimentado con concentrado comercial, después de pasar por un periodo de adaptación, los otros tres recibieron la harina en diferentes proporciones, complementada con maíz y residuos comunes en la cocina (cáscaras de vegetales, arroz, leguminosas, entre otros). El segundo grupo tuvo una dieta compuesta con 2,1 % de harina de guppy; el tercero, con 3,5 %, y el cuarto con 5 %.

Los resultados mostraron un peso promedio de 4,5 kilogramos para el grupo que recibió el concentrado, de 3,9 kilos para el que se alimentó en un 2,1 % de harina, 4,1 para el que recibió un 3,5 % y 4,4 kilos para el de un 5 %.

La investigadora aseguró que emprendió el estudio buscando alternativas a dos problemáticas: la invasión de los peces guppy en los cultivos de tilapia, y el alto valor de las materias primas para pequeños y medianos productores dentro de la dieta del pollo de engorde.