Detectar una mastitis subclínica, no es algo fácil, para hacerlo no basta simplemente con ver la ubre de la vaca, es necesario un diagnóstico con la leche y realizar la prueba de California Mastitis Test (CMT), para detectar la enfermedad en campo.

Por ello, es importante descubrirla a tiempo, ya que esta es el primer paso para llegar a una mastitis de más gravedad.

Según Guillermo Alarcón, médico veterinario y profesional en la subgerencia de Salud y Bienestar Animal del Fondo Nacional del Ganado (FNG), la prueba para determinar este tipo de mastitis se hace con una mezcla entre California y leche. “Los productos se ponen en compartimentos en la misma proporción y luego se mezclarán por un periodo de tiempo específico con el fin de comprobar la presencia de la enfermedad, o descartarla”, dijo.

Para la realización de la prueba, se debe tomar una muestra de leche de cada cuarto en una raqueta de CMT limpia, esta tiene cuatro pequeños compartimientos marcados como A, B, C, y D para identificar los cuartos de los que provienen cada muestra. En cada compartimiento debe colocarse aproximadamente una cuchara pequeña de leche, seguido a esto se agrega igual cantidad de solución CMT a cada compartimiento. Luego se debe rotar la raqueta con movimientos circulares hasta mezclar todo el contenido, no por más de 10 segundos.

Finalmente, después de 20 segundos ya se pueden leer el resultado de la prueba. 

“Si la prueba es positiva se ve una gelatina. La viscosidad dependerá de la gravedad del caso de la mastitis subclínica”, agregó Alarcón.

Entre más gel se forme mayor es la calificación, mientras que si la mezcla no espesa en ningún comportamiento no hay infección.