Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La producción de trucha en Colombia continúa creciendo.  Las cifras de producción piscícola muestran una curva ascendente durante los últimos nueve años. La Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua) reportó  un crecimiento de 9,01% de 2006 hasta 2016.

Solo 20% de la producción piscícola nacional tiene como destino las exportaciones; el resto es para consumo local. El principal destino es Estados Unidos.

El año pasado se exportaron 7.722 toneladas de filetes, entre trucha y tilapia. El producto de filete fresco concentra 88% de las exportaciones a EE.UU. y Canadá. 

Sin embargo, a la trucha todavía le falta camino para convertirse en el producto estrella de las exportaciones del sector. Solo 16,2% de las exportaciones de pescado corresponden a trucha; mientras que la tilapia se consolida con 83%.

La directora ejecutiva de Fedeacua, Sara Patricia Bonilla, afirmó que el país produce anualmente tan solo cerca de 15.000 toneladas de trucha. La razón principal radica en que Colombia no posee sus propias semillas para el cultivo del pez “Todas las semillas se importan desde EE.UU. a través de una empresa que es la única autorizada por el ICA”, informó Bonilla.

En este sentido, el aumento de la producción se convierte en un desafío y en una invitación a productores e inversionistas para que le apuesten a este cultivo, catalogado  por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) como la ‘revolución azul’.

A septiembre de 2017, las cifras del Dane señalan que el valor de las exportaciones colombianas de trucha llegó a US$5,4 millones, 19,6% más que el mismo periodo de 2016, año que cerró con US$6,1 millones. 

Entre las ventajas competitivas más importantes está  el hecho de que Colombia está entre los dos países del mundo, libre de enfermedades. A lo anterior, se suma que para la producción  no se usan antibióticos; en consecuencia, está libre de residualidad lo que le da un estatus importante. 

Buen clima

Colombia presenta varias ventajas competitivas que hacen atractivo este agronegocio. El clima y la temperatura de las aguas muestra poca variabilidad permitiendo la producción durante todo el año. En las regiones consideradas para el cultivo se calculan alrededor de 150.000 hectáreas disponibles para esta actividad. Solo dos lugares en el mundo están considerados libre de enfermedades, entre ellos, Colombia, lo que le abre las puertas a mercados exigentes.

Tipo de público

La inversión inicial en la producción de trucha puede ser elevada; así mismo, la rentabilidad es alta. Para incursionar en este negocio, se debe tener en cuenta varios factores como la ubicación, si se cuenta o no con concesión de agua debido a que el cultivo de trucha es demandante de muy buena calidad del agua y temperaturas frías. Se trata de un negocio exigente en cuanto a buenas prácticas y sostenibilidad. 

Opiniones

"Tenemos un gran potencial. La trucha puede ser un gran agronecogio porque somos un país libre de enfermedades y eso nos da estatus en el comercio".

Sara Patricia Bonilla, directora ejecutiva de Fedeacua

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.