Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Este año se tenía previsto la realización de más de 36 ferias grado A en Colombia, sin contar con otro buen número de las nacionales, pero con la llegada de la pandemia del covid-19 (y con esta, las cuarentenas generales), el calendario del sector equino tuvo que cambiar por completo.

Aún así, para las asociaciones y criaderos un buen número de caballos destacan y pueden entrar en la lista de los mejores de 2020.

Esto, sin importar que solo dos competencias se han podido realizar hasta el momento. Sin duda, un año atípico en el que la mayoría de las ferias fueron suspendidas, y en la que los ejemplares tuvieron que mantener su rendimiento y nivel sin pista ni público.

Al cierre de esta edición seguía en el programa (para el 30 de octubre) la Copa América Equina 2020 en Cali, una de las ferias programadas para terminar el año.

En medio de nuevos protocolos, bastante estrictos para la industria equina, algunos de los eventos que más han llamado la atención son por ejemplo la feria de Asdesilla en octubre, y en este tipo de espacios se ha podido mostrar el trabajo de las personas que viven en el ecosistema de los caballos de alto nivel, al igual que los animales que resaltan en pista.

Por esto mismo, Agronegocios consultó con líderes del sector, estas personas seleccionaron los ejemplares que, hasta ahora, han demostraron ser los mejores en sus categorías basados en los resultados de la Feria Nacional Equina, y Homenaje Feria de las Flores de Asdesilla.

En los pasos de Trote y Galope, Trocha y Galope, Trocha y Paso Fino se seleccionaron cuatro caballos por categorías, dos hembras y dos machos, todos con salidas a pista este año. De igual forma, las categorías de Gran Campeón y Campeones Reservados hicieron parte de la lista.

Los expertos consultados coincidieron en casi 90% en la selección de los ejemplares, que arrojaron los siguientes resultados:

Categoría Trote y Galope

Yeguas: Guadalupe de la Esmeralda (Criadero El Encanto) y Policarpa de La Trocha (Criadero El Jazmín).
Caballo: Galán del Rancho (Criadero La Vitrina).

Categoría Trocha y Galope

Yegua: Dinamita de Las Palmeras (Criadero El Arca).
Caballo: Caballero de Rancho Luna (Criadero Nuevo Amanecer).

Categoría Trocha

Yegua: Mixtura de La Betulia (Criadero La Cristalina).
Caballo: Kaín de mi Capricho (Criadero La Ilusión).

Categoría Paso Fino:

Yeguas: Silindia de Buenos Aires (Criadero San Isidro) y Encantadora de San Pablo (Criadero San Pablo).
Caballo: Ponderosa Espectáculo de Chapala (Criadero Chapala).

Caballos en Trote y Galope (En video)

Yeguas Trote y Galope

Yeguas de Trocha

Caballos de Trocha

Caballos de Trocha y Galope

Yeguas de Trocha y Galope

Caballos de Paso Fino

Yeguas de Paso Fino

Dueños de criaderos, montadores, médicos veterinarios y miembros de asociaciones caballistas del país, coincidieron en que un buen ejemplar es la sumatoria de múltiples elementos, tales como la genética, el criador, la calidad de la competencia en la pista, algo de suerte, derroche de encanto con el público y ser ganadores de títulos previos, entre otros factores.

LOS CONTRASTES

  • Ricardo Hernández; Dueño del criadero Las Hamacas

    “Los caballos más ganadores este año son los que han logrado llegarle a las personas y con cada competencia convertirse en ídolos”.

Ricardo Hernández, médico veterinario, dueño del Criadero Las Hamacas, y propietario del caballo Libertador de la Mía, resalta que para que un ejemplar sea catalogado como el mejor debe ser un ídolo para el público, tener el factor ganador que lo conecte con la gente, ser el favorito para enamorar y ganar en la pista.

A pesar de las anomalías por la pandemia y la cuarentena, todos los caballos seleccionados estuvieron en competencia este año, demostrando que a pesar de que las ferias fueron pocas, el nivel de exigencia no bajó, pues muchas veces la diferencia entre un Gran Campeón y Campeón Reservado está en un paso o un ocho de diferencia.

Hoy día, sacar un caballo ganador requiere de tanto del uso de estrategias y como de números. “Anteriormente, dos más dos era igual a uno. Es decir, de cuatro oportunidades que se tenían para sacar un ejemplar ganador, uno era la posibilidad más cercana. Hoy las cosas han cambiado y las estrategias y la genética han jugado a nuestro favor, porque ahora dos más dos es igual a 3,5 o cuatro”, explicó Carlos Guillermo Klimc, dueño del Criadero Chapala ubicado en Chía, Cundinamarca.

Finalmente, los ejemplares ganadores se exhiben en la pista, y es el color de la cinta que portan o el número de campeonatos logrados los que determina si el ejemplar merece el título de mejor caballo o yegua del año. Una competencia dura para un grupo tan selecto y competitivo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.